Espiritismo Venezolano y sus Cortes
Amigos no olviden conectarse y los visitantes aprovechen todas las ventajas del foro registrándose para poder ver la información en los foros privados, también los videos, los links, las galerías, participar en los sondeos y mucho más...
Idioma / Language
Galería


Trabajos "pagos" dentro de Umbanda

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trabajos "pagos" dentro de Umbanda

Mensaje por Alianza Naiguatá el Sáb Ago 23, 2014 4:17 pm

Pregunta – Existen personas que si no pagan para obtener un beneficio de los espíritus, son de opinión que nada conseguirán. Afirman que trabajos “fuertes” son pagos. ¿Cuáles son vuestras consideraciones al respecto?
Ramatís – El inmediatismo de los hombres los lleva a obtener todo con el mínimo esfuerzo. Si no hubiese quien pagase en la corteza planetaria, cuál intercambio en altar que todo resuelve, no existiría quien recibiese del lado de acá.
Observad en vuestro orbe todas las guerras que ya hubo y verificareis que por detrás de motivos religiosos y territoriales, siempre se escondió el interés de la ganancia, que se acelera por la imposición de la fuerza.
Cuando os referís a trabajos “fuertes”, aquellos más visibles a vuestros ojos, como conseguir enamorado, apartar el colega del empleo para garantizar la tan anhelada promoción, conseguir empleo, y toda suerte de satisfacciones del ego inferior y de lo sensorial, es cierto que los “trabajos” pagados por las bajas vibraciones, que no consideran el merecimiento cósmico y libre albedrio de cada ciudadano serán de valía para la obtención de esos resultados mundanos, que aparecen rápidamente. Abundan del lado de acá legiones de “despachantes”, verdaderos agentes de negocios ávidos para desembarazar los “amarres” apetitosos de los pobres y frágiles encarnados. Es la forma con que consiguen mantener sus ciudades del astral inferior. A través del pagamiento, de las vibraciones de satisfacción de aquellos que reciben el provecho de sus servicios aliados a toda suerte de despachos y sacrificios animales, es que alcanzan el combustible del plano físico, denso, para fortalecerse en sus organizaciones.
Aunque esas ligaciones vibratorias, simbióticas, con los fríos agentes de negocios de las Sombras, hagan aparecer rápidamente los resultados, estos no son perennes, habiendo siempre la necesidad de refuerzos y otros trabajos, bajo la amenaza de “todo desandar”. O sea, tras el primero pagamento, se ve al consultante descuidado del esfuerzo hercúleo de la reforma intima constreñido a cada vez pagar con más regularidad para que su vida no se vuelva un “infierno astral”. Queda privado de mantener en definitivo los beneficios, he ahí que aquellos que ofrecen la satisfacción inmediata sin mayores esfuerzos, también pueden en cualquier momento quitarla en un “chasquear de dedos”, e implantar el caos, como si el hechizo se volviese contra el hechicero.
Pregunta – ¿Y los directores que cobran pequeños valores por los trabajos espirituales, diciendo ser para la manutención general del centro, alegando que las sobras honorarias son para auxiliar a los necesitados? Ciertos dirigentes todavía hacen cursos para los médiums, de cromoterapia, bioenergías, chacras, radiestesia, entre otros, regiamente remunerados, hasta con certificados, diciendo ser pre-requisitos para el ejercicio mediúmnico.
Ramatís – Estando vosotros en el plano material, entendemos la necesidad de las bienhechurías físicas para abrazar los trabajos asistenciales. Pero debéis desvincular las monedas requeridas para la manutención del centro de las actividades mediúmnicas. Es justo que los consultantes habituales, posibles futuros socios, sean sensibilizados para la contribución mensual con la buena orden de la casa, salón y  asientos limpios, buena iluminación y aseo general. Nunca condicionados a este o aquel atendimiento espiritual.
El conocimiento es molino valido para ampliar el discernimiento que da seguridad a todos los médiums. Sin embargo, siendo inagotable el campo de estudio y aprendizaje, algunos se dejan llevar por la ansiedad e impaciencia, y algo volátiles, como polen que no se mantiene en los aires en las mañanas primaverales, son llevados por la brisa de los “entendidos”. Mediumnidad no recibe títulos, grados iniciáticos, certificados y distinciones honorarias. Cuando eso se da, se instalan en el grupo las distinciones formalizadas, e incluso ocurriendo curas por la cobertura de los buenos espíritus en respecto a la inocencia y a la fe de los enfermos que buscan amparo, el rescate de las deudas pretéritas del medianero se paraliza, conduciéndolo inevitablemente al moho de la vanidad. Desapercibidamente esta se va enraizando, sobreviene enfado de las responsabilidades exageradamente asumidas por el ansia inicial de mostrar capacidades mediúmnicas, adviniendo con el tiempo la caída de muchos médiums.
Los “dones” mediúmnicos que os fueron dados de gracia gratuitamente deben ser ejercitados, no cobrando de los atendidos; y mucho menos debéis pagar para obtener algo que no está en vosotros. Los pre-requisitos para el intercambio con el más allá son oriundos de los rincones del alma, que milenaria y anterior al cuerpo físico, anima la personalidad actual.
El cerebro físico del ente no habiendo vivenciado la anterioridad de todas las experiencias del espíritu inmortal, “se olvida” fácilmente del pasado tenebroso, y cuánto fue implorada la sensibilización del cuerpo astral por los maestros kármicos para “volver” como instrumento mediúmnico al campo de batalla de la Tierra. Fue condición plenamente aceptada por el ser reencarnante, y concesión justa para catapultarlo nuevamente al carril evolutivo.
Pregunta – pero hay los que afirman que para determinados “trabajos” se hace necesaria la contratación de esas entidades, “despachantes” del astral inferior, diciendo que ese procedimiento es garantía de seguridad para los médiums no recibir represalias y asedios de esas organizaciones del bajo umbral; que las entidades contratadas darán cobertura y seguridad. ¿Qué tienes que decir sobre estas asertivas?
Ramatís – ningún espíritu esclarecido del Astral Superior impone cualquier procedimiento descabellado como norma de seguridad al cuadro mediúmnico, mucho menos para protección de las represalias del Umbral inferior, conocedores que son de que las fortalezas de las almas están en el interior de cada uno, licenciadas en el amor, en la humildad y en el desinterés de los médiums.
Realmente, cuando el miedo se os instala en los corazones, consecuente de vuestras consciencias pesadas por la necesidad de reforma moral inacabada, que todavía exige grandes esfuerzos, os parece algo eficaz e inmediata la negociación con el astral inferior, que se mueve rápidamente para protegeros de los asedios que son propiciados por vuestra propia falta de vigilancia. Ahí se propicia terreno fértil para ellos, profundos conocedores de las artimañas de las tinieblas, “expertos” de la psicología humana y de los códigos de conducta distorsionados que rigen los acuerdos y los territorios de la actuación de cada organización tenebrosa de la sub-corteza terrícola.
Cuando observares que una agremiación terrena, que dice practicar la caridad en el campo de lo mediúmnico, adopta conductas semejantes a las mencionadas, sacudí el polvo de vuestros pies y continua en la autopista buscando lugares e que las trazas todavía no roen el fino tejido de la mediumnidad. Sabed que para los ojos de la justicia divina, todas las cosas son manifiestas delante de los cielos. No mintáis a vosotros mismos y no hagáis nada censurable por vuestra consciencia; para comprender el fin que está destinándoos en el futuro observad los principios porque os movéis en el ahora.
Pregunta – Ya presenciamos algunos directores terrenos bajar normas en sus centros desautorizando médiums que todavía comen carne de trabajar, inclusive en los pases, alegando seguir vuestros enseñamientos sobre la alimentación carnívora y el vegetarianismo para justificar estas medidas. ¿Se debe prohibir a los médiums que son carnívoros de participar activamente de los trabajos mediúmnicos?
Ramatís – sin duda, somos de opinión que es contraproducente al médium sentarse en la mesa espirita o presentarse a la corriente de Umbanda pocos minutos después de abundante banquete de cortes mal pasados, cuando no de infantiles, hígado, mollejas, corazones e intestinos de los hermanos menores del orbe, finamente condimentados.
En los trabajos de orientación psicografica  de los mentores en el centro espirita o de consulta en la casa de Umbanda con los negros viejos y caboclos, guías y protectores, los residuos metabólicos de esos glotones repercutirán etericamente en sus auras, volviéndolas densas y pesadas, propias para la sintonía con el astral inferior, con espíritus sufrientes, sedientos de ese tipo de “alimentación” fluidica. En esos casos, entendemos ser de buen sentido que los médiums, cansados y somnolientos de tantos manjares de bajas vibraciones, eviten trabajar en el estado penoso en que se presentan, pues solamente darán “trabajo” a los bienhechores del lado de acá, que tendrán que aislarlos de las actividades de caridad, programadas para el día.
Creemos de buen fruto, dentro de los preceptos del Cristo, de convivencia fraterna y amorosa, que sean orientados por los directores terrenos para abstenerse de la alimentación carnívora, si no continuadamente, por falta de ánimo y preparación, al menos en el día del trabajo mediúmnico, lo que queda distante de prohibiciones definitivas.
El cambio del milenario condicionamiento alimentario arraigado en el ser humano debe ser gradual y sin traumas, lo que más allá de eso fue nuestra sugerencia explicita en obra anteriormente dictada, en la cual no preconizamos prohibición a los médiums, y sí describimos las dificultades naturales que resultan en el ejercicio mediúmnico por la ingestión de la carne. En simple comparación, ese como si la actividad mediúmnica fuese la montaña a ser escalada, y el médium carnívoro decidiese hacerlo con una bola de hierro atada a los pies y un saco de piedras suspendido en las espaldas.bundante banquete de cortes mal pasados, cuando no de orriente de Umbanda pocos minutos despues  No mintais cuadro mediumnico,

1-“No sugerimos la violencia orgánica para aquellos que todavía no soportarían esa modificación drástica; para estos, aconsejamos gradualmente adaptaciones del régimen de la carne de zuino para la del buey, de la de buey para la del ave y del ave para el pez y mariscos. Tras disciplinado ejercicio en que la imaginación se higieniza y la voluntad elimina el deseo ardiente de ingerir los despojos sangrientos, tenemos certeza de que el organismo estará apto para ajustarse a un nuevo método nutritivo de labor espiritual. Pero es claro que todo eso pide por comenzar…” Ramatís – fisiología del alma, psicografiado por Hercilio Maes, Ed. Del conocimiento.
Lo ideal es que haya, por parte de los orientadores terrenos, una concientización fraterna y racional, conduciéndoos a un esfuerzo de iniciativa intima, sin imposiciones que irrespeten el libre albedrío y la consciencia de cada uno de vosotros, para cohibiros de saciar el hambre con los tejidos musculares y órganos de vuestros hermanos menores del orbe.
Es oportuno recordar que los fluidos pesados, saturados de miasmas y bacilos psíquicos, que abundan en el proceso digestivo y de metabolización orgánica de las carnes bovinas y de puercos, entre otras, crean un ambiente psico-astral opresivo para los buenos espíritus. En las actividades del socorro a las comunidades umbralinas densas, apegadas insaciablemente a lo sensorial, al sexo, a la comida, a las drogas y a todos los excesos posibles de cuando estaban encarnados, tales médiums acaban sirviendo de “anzuelo” para las turbas dementadas que se disputan entorno de sus auras como si fuesen enjambre de moscas. Tenemos que proporcionar retaguarda espiritual para que estos médiums no salgan sirviendo de “festines vivos” tras la culminación de las actividades mediúmnicas, socorriendo a los espíritus disparatados que les chupaban los fluidos etericos fétidos de los restos de carnes digeridas, putrefactas en los intestinos del equipo físico.
Evidente que si todos en la corteza planetaria dejasen de comer carne, de escurrir toneladas de sangre diariamente de los hermanos menores del orbe en los mataderos, y cediesen la voluptuosidad por guerras sanguinolentas que esparcen y esparraman por la superficie terrena, las comunidades densas e igualmente sedientas de esos fluidos pestilentes dejarían de existir, cesando así la necesidad de socorro repetido en los moldes descritos.
Debéis pautar vuestras conductas dentro de los más elevados basamentos de fraternidad y tolerancia tan bien enunciados en el ejemplo de Jesús. Este maestro nunca irrespetó las consciencias, aunque haya sido contrariado muchos intereses en sus orientaciones libertadoras.
Que nuestros sencillos comentarios realizados anteriormente en otra obra sobre los vicios del alcohol, el cigarro y los maleficios de la alimentación carnívora y las vieneses del vegetarianismo sirvan de esclarecimiento y despertamiento de las consciencias, pero no os dejéis llevar por actitudes irrespetuosas entre hermanos en la jornada evolutiva.

Observaciones del médium:
A los medianeros que anhelan ampliar sus facultades y, a los obreros de los grupos de apometría relatamos que en las lides apometricas, se tiene mostrado de inestimable valía el hecho de haber abandonado la carne de nuestra alimentación, proceso que fue gradual, sin nunca habernos sentido privados de cualquier actividad mediúmnica. Más específicamente, estamos vivenciando una mejora significativa en los desdoblamientos, que culminó con la intensificación, regular, de la percepción de los planos supra físicos. Más allá de notar un aumento sorprendete del recuerdo de los hechos ocurridos fuera del cuerpo, principalmente en el estado entre vigilia y el sueño físico durante las madrugadas, sentimos que la sintonía y percepción medianica se ampliaron. Entre otros motivos, como por ejemplo los derivados de los “amacís” e iniciaciones en la Umbanda, con certeza esto también se potencializó por la utilización del doble eterico, haya visto que cesamos de bombardearlo ininterrumpidamente con los fluidos densos y animalizados de las carnes rojas, entre otras.
Pregunta – pedimos vuestras elucidaciones sobre las principales causas de los fracasos de los médiums en el seno de la Umbanda. En general, ¿cómo se da la recepción de los intermediarios “caídos” en las lides con el más allá, cuando retornan a la patria espiritual?

Ramatís – la Umbanda, por no poseer una codificación doctrinaria que “patronice” sus rituales, usos y costumbres litúrgicas en el intercambio mediúmnico, abriga un gran número de seguidores y adeptos. Así como va esclareciendo, confortando, promoviendo la reforma íntima y evangelizando a través de las consultas individuales y asistencia espiritual del Plano Astral Superior, dando aliento a todos los necesitados independiente de las creencias individuales, al mismo tiempo sufre los excesos de algunos hijos de fe umbandista que se dejan envolver por el astral inferior y acaban practicando una falsa Umbanda: con vanidad, ganancia financiera, ofrendas descabelladas y sacrificios de animales.
Los médiums vanidosos son los más objetados por los ataques de las Sombras, siempre dispuestos a atender a aquellos que se encuentran con el ego exaltado. Por la característica de las manifestaciones mediúmnicas en la Umbanda, es exigido a los médiums un esfuerzo continuo en el sentido de mantener la humildad, he ahí que no existe Guía más “fuerte” que el otro, pues los criterios que llevan a la concretización de los pedidos de los consultantes no dependen del nombre de la entidad que asiste al medianero, de su jerarquía espiritual o si está más o menos “incorporado” en el “cavalo”. El que lleva la brisa saludable para los que buscan la Umbanda para la cura, el aliento espiritual, y hasta algunas cuestiones que envuelven auxilio de las falanges bienhechoras en el campo, material, es nada más que el merecimiento, asociado al respeto del libre albedrio de todas las criaturas.
Esa es la mayor dificultad de los médiums: discernir las fronteras tenues de lo que intermedian con el Astral – si es adecuado dentro de las leyes de equilibrio y de casualidad que rigen el karma de todos los seres. La ambición atizada por la ganancia fácil y seguidamente provocada por los elogios de los consultantes, que procuran agradar a los médiums a cambio de favores, trabajos milagrosos y toda suerte de ayuda que envuelve las situaciones de la vida material, es como la herrumbre que lentamente y sin mayores esfuerzos corroe fina bisutería.
La más terrible combinación para un médium fracasar, más allá de la vanidad y de la ambición de la ganancia fácil, es cuando todavía hay la flaqueza del espíritu por el sexo. Seguidamente los hombres se encuentran cercados de mariposas golpeando sus alas coloridas. Las mujeres se ven atravesadas por miradas brillantes y pensamientos libidinosos de los compañeros desatentos. Cuando no es el hermano o hermana de corriente mediúmnica que se “apasiona” perdidamente por el otro diciendo ser un “reencuentro” de vida pasada, son los consultantes asediados que se muestran como potentes “armas” para las organizaciones de las tinieblas que procuran infiltrarse en el grupo. Cualquier desatención, falta de vigilancia, fragilidad momentánea, es motivo de caídas, en la mayoría de las veces definitivas. El ejercicio de la mediumnidad con las entidades de luz que luchan bajo la escudo de la Umbanda es entonces suspendido; no cesa el trote del cavalo, solamente cambia el caballero que lo guía. Aquello que es sembrado y recogido, muchas veces multiplicado por la repercusión que un desatino mediúmnico causa a sus familiares y dependientes. Es de verdad triste la situación de los medianeros que perdieron el rumbo de la caridad desinteresada cuando retornan para el lado de acá. Imaginad la sintonía establecida por el médium durante años de hilo de intercambio mediúmnico en la corteza con las comunidades de las tinieblas; establecen fuertísimos lazos de imantación que varias encarnaciones sucesivas no disuelven. El médium de otrora que acostumbradamente se servía de esclavos para la ejecución de los pedidos remunerados de los consultantes o irrespetaba el libre albedrio ajeno en provecho propio o de otros, en el momento en que se ve delante de los antiguos ejecutantes del plano extra físico, se vuelve, ahora él y tan solamente él, esclavo de los que antiguamente le prestaban los servicios más sórdidos del más allá del sepulcro.
Pregunta - ¿Cuáles son vuestras recomendaciones para mantenerse las condiciones vibratorias y energéticas a la “altura” de los Guías y Protectores? ¿por qué eso es tan difícil, en algunos casos casi imposible, exigiendo un esfuerzo hercúleo?
Ramatís – La propia condición de existencia en la carne os torna frágil delante de los desafíos de la vida diaria. La necesidad de la ganancia financiera para el sustento, la competición, el estrés de los ciudadanos, los congestionamientos de vuestro tránsito, la polución del medio ambiente, el exceso de ruido, las drogas y los vicios en general, la violencia continua e ininterrumpida, todo esto y mucho más, son factores que vuelven la existencia terrena en un gran desafío para el espíritu encarnado.
Los médiums, por tener una mayor sensibilidad en relación a los planos supra físicos, encuentran potencializadas sus dificultades. Fuera de las cuestiones existenciales ligadas a la materia – un hijo termina enfermo inexplicablemente, faltan las monedas para los alimentos y el alquiler de la humilde casa, el jefe tirano persigue incesantemente a la esposa en el trabajo, el automóvil con prestaciones vencidas es robado en pleno día, entre otros tormentos – tenéis que lidiar con el mundo del más allá del sepulcro, nada amigable, pues adversarios de otrora todo hacen para derrumbaros.
Debéis tener en mente, de forma cordial, vuestros defectos y fragilidades, no pretendiendo parecer santos en convento. La verdadera iniciación se da en la luz del día a día, en el remolino del mundo profano de vuestra sociedad actual, infectada de inmoralidad, lujuria, vanidad y sensualismo exacerbado. Es el cuadro que se agrava entre los medianeros, siendo ellos los mayores obstáculos de si mismos por sus flaquezas del alma y por las resonancias de vidas pasadas que terminan intensificadas en la labor mediúmnica. El mecanismo de sintonía con el lado de acá, fundamental para el socorro de los estropeados del astral inferior, se apoya en vuestros defectos y reminiscencias anímicas morales – he ahí que semejante cuta semejante. Antes de aspirar las continuas asistencias vibratorias de los Guías y Protectores, debéis, gradualmente, ir expurgando vuestras manchas a través del trabajo socorrista continuado, “purificándoos” a través de la fricción implacable del karma, que con sus herramientas moldeará la futura pieza de bisutería para ocupar el cofre perenne del Yo Superior.
Pregunta – nos parece que en los médiums umbandistas los asedios son ininterrumpidos, como tuviesen que estar siempre prontos para ser atacados por los magos negros y sus organizaciones a cualquier momento. ¿Es verdadero eso?
Ramatís – por actuar directamente en el Umbral Inferior, situación que se intensifica en este inicio de Tercer Milenio, por la necesidad urgente de higienización de la psicosfera terrícola, las represalias, persecuciones y asedios de las Sombras son costumbre. Siendo así, queda la impresión de que los aparatos umbansitas son acostumbradamente atacados, situación que es verdadera, lo que no quiere decir que no haya protección a los abnegados trabajadores que se entregan a la pasividad mediúmnica en los terreiros.
Las características de trabajo de los médiums de la Umbanda exigen continua cobertura vibratoria de las falanges protectoras del lado de acá. Los “enfrentamientos” y “demandas” contra las organizaciones de las tinieblas son costumbre, ya que la justicia divina se mueve arduamente para las remociones de las comunidades del más allá del sepulcro cristalizadas en el mal, en esta Nueva Era. Por absoluta falta de canales mediúmnicos en otras egrégoras espiritualistas en la Tierra – tristemente verificamos la disminución y hasta la completa desactivación de trabajos desobsesivos y de manifestación, por la psicofonía, de espíritus sufrientes – cada vez más los espíritus bienhechores del Astral Superior utilizan los medianeros de la Umbanda y de la Apometría. Para la Espiritualidad, sin embargo, vuestra nomenclatura poco importa. Nos preocupamos con la tarea a ser realizada, así como procedía el Cristo-Jesús en su estada entre vosotros.
Pregunta - ¿Qué es un médium mago? ¿hay características específicas de su educación mediúmnica que sea oportuno abordéis en este momento concienciar de la colectividad humana?
Ramatís – considerando que todos vosotros sois espíritus milenarios, con pesado equipaje siendo transportado por el tren de las encarnaciones sucesivas, obviamente el ser con gran envolvimiento en la práctica de la magia negra en vidas pasadas se ve comprometido con las energías telúricas del planeta, en el campo mediúmnico asistencial. El dicho médium mago tiene sus chacras sensibilizados, como verdaderos núcleos que vibran muy próximo de las energías de los cuatro elementos, del aire, de la tierra, del fuego y del agua, y que tiene sus contrapartes en los sitios vibracionales propios de la corteza terrestre, o sea, en las cascadas, selvas, mares, ríos, campos, bosques. Su tonus fluidico fue especialmente manipulado por los técnicos del astral para que su conjunto físico-eterico de encarnado sirva de complejo condensador energético, que a través del ectoplasma propio abundante y peculiar, sea instrumento de los amigos espirituales que le darán cobertura. Ellos lo acompañarán como Guías y Protectores, potencializando la capacidad mediúmnica del instrumento encarnado en el amplio trabajo de la caridad contra la magia negra y las organizaciones tenebrosas de las zonas abismales de la Tierra.
Este tipo de médium, en su gran mayoría, tiene enormes probaciones durante su encarnación. Los espíritus que lo asistirán, auxiliándolo en el reajustamiento karmico, son sus compañeros ancestrales. Todos evolucionan en esa ligadura vibratoria que se forma entre el aparato mediúmnico y entidades del Astral. Como si ese médium lidiara con la magia, al contrario de los médiums espiritas que actúan “meramente” en una faja mental, tendrá que recomponerse energéticamente con cierta periodicidad, por el riesgo de agotamiento de su sistema nervioso y físico. Se hace necesario el contacto regular con las fuerzas de la naturaleza, los baños de hierbas, las defumaciones, siguiendo ciertos parámetros en relación a las influencias astrológicas que presiden su equilibrio energético, de acuerdo con los Orixás que lo rigen. Eso es necesario para que consiga deshacer talismanes y amuletos que vibran etericamente en el campo de los consultantes, cortar trabajos de hechicería, bien como atender todas las solicitudes de cura, de orientación y auxilio de orden humano, todo siendo realizado por medio de él mismo, médium, como condensador e instrumento de los Guías y Protectores, dentro de los rituales propios de la Umbanda.
Pregunta – en cuanto a la sensibilización y educación del médium encarnado, ¿no son suficientes la moral y el Evangelio del Cristo interiorizado para la percepción mediúmnica con las entidades Guías y Protectores?
Ramatís – sin duda el Evangelio del Cristo es plano de viaje seguro para el navegador en el mar revuelto de la mediumnidad durante la vida carnal, condiciéndolo a puertos serenos en el transcurso de la larga y tempestuosa travesía del ciclo reencarnatorio.
Hay que considerar que la sensibilización del espíritu y su educación para el amor incondicional requieren que se someta el ego inferior a la razón fortificada por la moral cristica, siendo que el mayor desafío es el conocimiento y sin la interiorización de los contenidos evangélicos en el modo de ser del espíritu inmortal.
Como si la práctica mediúmnica en la Umbanda envuelve sutiles energías en el campo de la magia de los cuatro elementos planetarios – aire, tierra, fuego y agua – se expande su mecánica para fronteras más allá de la moral y del Evangelio, pues requiere comprometimiento e vidas pasadas y sintonía entre consciencias, una corpórea, y varias otras extracorpóreas. Los chacras de todos los cuerpos sutiles deben vibrar y estar alineados de tal manera que mantengan el flujo energético armónico en todo el complejo físico-eterico, astral y mental, en la misma faja de sintonía de los espíritus comunicantes, que se ligarán a esos núcleos durante el desacoplamiento de los cuerpos, en especial el astral, para la comunicación mediúmnica.
Tomando en cuenta el compromiso socorrista y la necesidad primera de higienización de las zonas abismales del planeta, los médiums umbandistas actúan con más desenvoltura en el Umbral inferior, al mismo tiempo que les impone enorme exigencia de elasticidad mediúmnica para actuar en varias frecuencias, en grandes y bajas amplitudes que liberan la cuota de energía necesaria para los socorros en las fajas que el trabajo socorrista requiere. Siendo a´si, es común los aparatos que sirven al lado de acá resentirse energéticamente de tiempo en tiempo, lo que justifica los “amacís” y asentamientos vibratorios realizados con hierbas previamente maceradas, con cierta regularidad, para la perfecta renovación sintónica con los Guías y Protectores. Es como si fuese providenciada una intensificación de las ondas de un radio emisor utilizado en el envío de relatos para la estación receptora, a fin de mejorar la calidad retransmisora del canal de comunicación con el lado de acá.
Pregunta - ¿Cuál es el porqué de las hierbas utilizadas y de las iniciaciones junto a la naturaliza realizada en la Umbanda? Al final, ¿qué es un “amací”?
Ramatís – las hierbas utilizadas y las iniciaciones junto a los locales vibratorios de la Naturaleza de la Tierra tienen por finalidad la renovación energética, el alineamiento de los chacras y la adecuación del flujo vibratorio, que también poseen, tanto en el cuerpo astral como en sus cuerpos mentales. Se evidencia que hay una especie de conjunción en estos vórtices vibratorios, entre dimensiones de frecuencias diferentes, lo que requiere inmenso rebajamientos de las entidades comunicantes, exigiendo de la parte de los encarnados elevación moral y armonía como manera de aumentar el tonus vibratorio al punto de los chacras “encajarse”.
Los llamados “amacís” nada más son que el uso de hierbas, en que principios astral-magnéticos que las influencian y que las ligan vibratoriamente con las energías de los cuatro elementos planetarios, del aire, de la tierra, del fuego y del agua, son adoptados para la complementación energética de los médiums. No son cualquier hierba, usada aleatoriamente. Cuando así ocurre, prepondera solamente la buena voluntad de los directores y la auto-sugestión del médium, como una especie de placebo medicamentoso. Efectivamente, los principios químicos en regencia vibratoria astrológica a fin no son liberados adecuadamente, volviéndose inocuos en estos casos los “amací”. Es fundamental que las hierbas estén alineadas vibratoriamente con la astrología y con los Orixás que influencian a los médiums, para el efecto de fortalecerse la ligadura a través de los chacras durante las manifestaciones de los Guías y Protectores. Claro está que la ancestralidad y la propia sensibilización del cuerpo astral del médium por los técnicos siderales antes de reencarnar son fundamentales para el suceso de las lides medianimicas en el seno de la Umbanda, que van más allá del intercambio meramente mental, solo por el pensamiento.
 
Relato de caso – I
Consultante: LTJ
21 años
Sexo masculino, soltero, católico.
 
Historia clínica:
 
Presenta depresión continua. Con dificultad de convivio social, inclusive con los familiares, se muestra ausente y distante. Aunque no sea agresivo, violento con los otros, siente mucho odio hacia los parientes y deseo de matarlos. Seguidamente está con ganas de dormir, y durante el sueño vivencia estímulos oníricos. Ultimadamente sus sueños han sido asustadores: se ve atado por las manos y pies en un tipo de palco de madera y algo se aproxima a su boca y lo chupa codiciosamente, como si fuese un beso de firme de terror, dejándolo muy débil y desanimado. Tiene visiones en estado de vigilia, durante el día, lo que lo está perturbando al punto de confundir la realidad con las imágenes que observa y escucha. Se siente culpado por las cosas ruines que hace, por la vida y por el hecho de existir. Pensamiento fijo, monoidea, de suicidarse. Ya tuvo tres intentos de suicidio recientes – ahogamiento en el mar, coctel de alcohol con diazepan y cortando las muñecas. Está haciendo tratamiento desobsesivo en un centro espirita tradicional, habiendo llegado hasta nuestro grupo para, al mismo tiempo, tener atendimiento apometrico, por indicación de esa otra casa.
 
Diagnóstico:

El consultante tiene fuertes lazos de imantación de vidas pasadas con comunidad del Umbral inferior perdida en el tiempo, que lidia con magia negra hace milenios. En la época aurea de las civilizaciones Maya e Inca, por más de una oportunidad fue sacerdote, realizando cultos con sacrificios humanos de niños para perpetuar su longevidad física y de los que lo seguían – tomaban sangre y comían las vísceras crudas en ofrecimiento a una cierta “divinidad” que a cambio les ofrecía vida longeva en la carne. Por el uso continuado de la magia negra en provecho propio, intensificó en sí altivez, el despotismo y el egoísmo. Al mismo tiempo en que hizo muchos enemigos en estas encarnaciones, intensificó ligaciones odiosas con los desencarnados que lo sirvieron mientras estaba inmerso en el cuerpo físico, pues continuó siendo déspota en el periodo entre vidas, en que por su elevado poder mental, esclavizó a muchos servidores en el más allá del sepulcro. Hoy estando encarnado en medio de enemigos de otrora, se siente aislado y sin ánimo, pues no tiene el poder de antiguamente. Se enlaza a su alrededor, en el plano físico y oculto, vengadores ferreños que anhelan su desencarne en este momento en que su pasado de mago negro está adormecido y temporalmente olvidado en los profundos rincones del inconsciente.
 
Atendimiento, técnicas y procedimientos:

Tras el desdoblamiento inducido del consultante, se constató un montón de espíritus sufridores en su residencia y dormitorio: entidades con dagas hiriéndolo, sepultados en mina oscura: centenas de niños sacrificados dementados llorando a su alrededor, varios padres y madres queriendo matarlo para vengarse de los hijos asesinados, otros sacrificados con muchos dolores y heridas…
Todos fueron socorridos a través de campo de fuerza triangular y puntos cantados de Ogum. Al mismo tiempo, se invocó el elemento fuego y las salamandras para el centro del triángulo y entramos en la faja vibratoria de Obaluaië, octavo Orixá de la Umbanda, todavía desconocido de la mayoría de los umbandistas, actuando en vibraciones de cura. En este momento, los guías del astral que dan apoyo a el grupo realizaron liberación del cuerpo eterico del consultante que se encontraba “secuestrado” por una antigua y portentosa organización de magia negra de la época de los Mayas e Incas, que en la falta de los sacrificios de niños humanos para nutrirse de fluidos animalizados de los propiciados por la sangre caliente derramada, tuvieron que especializarse en el “secuestro2 de dobles etericos, recién muertos y de vivos sobre los cuales tienen control, por la unión vibratoria en rituales iniciáticos de magia negra en el pasado remoto.
Terminada la liberación del cuerpo eterico, los guías todavía en la vibración de Obaluaië interferirán en la red neuronal del consultante, alterando la malla sináptica, al mismo tiempo haciendo una reprogramación en sus ideas y flujo de pensamiento a través del cuerpo mental, lo que no tenemos palabras en nuestro vocabulario terreno para describir a contento. Es como si alineasen todos los cuerpos sutiles, y la vía en que los pensamientos fluyen desde la maquinaria espiritual como si fuese un camino a los pasajes, los obstáculos y ruidos hasta la repercusión vibratoria en el cerebro físico.
Casi al termino del atendimiento, con los canticos de Oxóssi, se efectuó despolarización de estímulo de memoria “desligando” al consultante de la comunidad del umbral inferior en que estaba sintonizado por traumas de vidas pasadas. Por fin, protectores de la línea de Oxalá, del Oriente, crearon intenso campo de fuerza en forma de cilindro esmeraldino entorno del aura, “fijando” los cuerpos sutiles del consultante para que no se desdoblasen con tanta facilidad.
 
Orientación:
 
La asistencia médica, psiquiátrica, fue recomendada como imprescindible, he ahí que el paciente presenta descompensación neuroquímica, lo que es una evidente somatización de la resonancia con el pasado y del desalineo en el flujo de ideaciones y pensamientos provenidos de los cuerpos más sutiles y de la mente monódica, espiritual, extra física. Debe continuar con el atendimiento desobsesivo en el centro espirita que frecuenta, asistiendo a conferencias y tomando pases magnéticos. Orientado a iniciar la frecuencia en grupo de educación mediúmnica.
 
Conclusión histórico-espiritual:

Por un mecanismo de retorno, el sacerdote mago negro sacrificador del ayer, en el hoy es objeto de vampirización, de aquellos que lo sirvieron. La organización que todavía se mantiene vibratoriamente en el astral inferior, se vuelve contra sus antiguos adeptos, servidores y comparsas, con la finalidad de perpetuar su existencia. Se comprueba la sabiduría de las leyes de causa y efecto y la justicia del encadenamiento kármico que une consciencias en grupos evolutivos: el mandatario poderoso de ayer se ve como instrumento del mal que él mismo ayudó a crear y fortalecer. Los ritos e iniciaciones que mueven con las energías de la Naturaleza y planetarias en el campo de la magia usada para el mal marcan en los cuerpos sutiles intensas lesiones, como si fuesen mancas vibratorias que reverberan intensamente. A veces, se requiere varias encarnaciones en que el pesado involucro carnal nada más será que mero curativo que auxiliará en la cicatrización de la herida purulenta demarcada en la contextura de los cuerpos sutiles, y que por varias oportunidades tendrá que ser cambiado para el expurgo pútrido en los planos más densos, a través de los pesados y transitorios vehículos etericos y físicos.
El consultante, fuera de la resonancia con vidas pasadas, presenta sensibilidad mediúmnica. La auto-obsesion, trastornó anímico que a su vez intercede a la formación de núcleo obsesivo complejo, con vampirización fluidica, tiende a desaparecer por completo, si el consultante persiste en su educación concienciar e imprescindible reforma intima, cesando el actual cuadro tormentoso. Lo que se realizó en el atendimiento del grupo de Umbanda y Apometría, fue propiciar una tregua para que el asistido consiga fortalecerse en su agitado discernimiento y pueda decidir sus caminos delante de las opciones que ahora se le presentan.

Como tantos de nosotros, hoy médiums, LTJ tiene compromiso con la mediumnidad de cura a través del ejercicio de su sensibilidad psíquica, como manera justa de recomponerse con las leyes cósmicas y retornar al camino de la evolución, inexorable a todos en el universo.

_________________
«Si me critican o si me enjuician porque la amo, no es un pecado amar a la madre del redentor, parecería que aman más al madero, a la cruz y a los clavos, que al mismo vientre que trajo al mundo a Nuestro Señor, eso no lo entiendo mas a mi Virgen yo si la amo, no son dignos los hombres que enjuician la voluntad del Creador».

Alianza Naiguatá
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 3433
Localización : Zulia
Edad : 32

Masculino

Fecha de inscripción : 03/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.