Espiritismo Venezolano y sus Cortes
Amigos no olviden conectarse y los visitantes aprovechen todas las ventajas del foro registrándose para poder ver la información en los foros privados, también los videos, los links, las galerías, participar en los sondeos y mucho más...
Idioma / Language
Galería


La Luna, como trabajar con ella

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Luna, como trabajar con ella

Mensaje por EL AROEÑO el Mar Jul 03, 2012 6:06 pm

Saludos desde las tierras de Aroa, desde tiempos remotos la humanidad ha entendido y hecho trabajos con la luna, desde agricultores, sacerdotes de distintas religiones y epocas, la luna es una parte importante y principal para los practicantes de Wicca, la luna rige nuestra partcipacion en la vida, a traves de los signos del zodiaco, e incluso cuando nuestros hijos nacen a los pocos dias son presentados a la luna, bueno aqui les dejo una recopilacion de los significados de la luna...!!!


la Luna.

La Luna, como único satélite natural, tiene una importancia para el ser humano. En muchas religiones, la Luna es el símbolo con más valor, porque es el que representa a la Gran Diosa Madre. Y para la magia, la Luna es todavía más importante. Sabemos que la Luna es un astro con cualidades físicas y químicas, pero nosotros vemos en ella algo más que eso. Así como la Luna ejerce una influencia en las mareas, sería lógico que también influyera en nuestras vidas, ya que el cuerpo humano, en su mayor parte, se compone de agua. Y es un hecho muy sabido por los practicantes de magia que la Luna es un elemento muy importante para las fluctuaciones de la energía psíquica y ejerce un efecto sobre el espíritu humano. Por eso la mayoría de los espiritistas, estan muy al pendiente del movimiento de la Luna y de sus fases, porque sabemos que estas influencias pueden ser muy benéficas para determinado trabajo mágico; o bien, hacerlo nulo completamente si no tenemos cierto conocimiento sobre las "mareas" y fases lunares.
Desde tiempos antiguos la Luna ha sido tomada en cuenta para el periodo de siembra, para el cuidado y la cosecha. Hay personas que aún siguen haciéndolo, y no sólo en la agricultura, también en la pesca, y en asuntos cotidianos como las dietas, la nutrición, la salud, el cuidado de plantas, etc. Y esta concepción no nació de la noche a la mañana, sino que viene de años atrás, en las sociedades antiguas.

Ahora bien, ya en otro lugar fue mencionado que las fases de la Luna son representativas de los tres aspectos de la Diosa. De la misma manera, en la magia se toman en cuenta estas fases: Luna nueva, Luna creciente, Luna llena y Luna menguante; la fuerza de ellas puede ser de gran ayuda en los trabajos mágicos. Algunos espiritistas consideran sólo a las tres fases de la Diosa, (creciente, llena y menguante), mientras otros hacen referencia a cinco fases específicas (oscura, nueva, creciente, llena y menguante) de las ocho que en realidad existen. Sin embargo, aquí revisaremos el significado de las cuatro fases más conocidas, astrológicamente hablando.


Luna Creciente.
A la Luna se le llama creciente cuando pasa de nueva a llena. Y a medida que va creciendo, ejerce una mayor atracción. La Diosa ahora es una Doncella, así que esta fase es muy buen tiempo para todo tipo de magia: prosperidad, amor, salud, trabajo, bienestar y en general, atraer energías positivas. También para el desarrollo de determinada situación actual, o los proyectos que protegimos durante la Luna nueva. De hecho, algunos prefieren que la protección de nuevos proyectos se haga con ayuda de la Luna creciente y no de la nueva.
Aprovechemos la Luna creciente precisamente para el crecimiento y maduración de nuestras ideas, potencialidades, y todos los aspectos y direcciones de nuestra vida. Recuerda que la Luna creciente es un periodo para la actividad y un buen momento para los aspectos de la Doncella

Luna Llena.
La Luna llena es, para muchos, la más especial, porque es cuando celebramos nuestros trabajos y aprovechamos el maravilloso poder de la Luna en su máximo nivel, resultando útil en todo tipo de magia. Ya que es la Luna de las facultades psíquicas, es momento de hacer algo para su desarrollo y aumento en nosotros mismos. En cuanto a prácticas mágicas, la Luna llena, al igual que la creciente, es adecuada para todo tipo de trabajos porque esta fase atrae mucho positivismo: Éxito, amor, salud, dinero, afecto, expresión, prosperidad, meditación y cosas por el estilo, es algo en lo que nos podemos enfocar. En general, la Luna llena deja todo a nuestro favor.
se recomienda a las personas que se sienten demasiado nerviosas o inquietas, debido al influjo de la Luna llena, que no realicen magia en esta fase, sino que mejor aprovechen el cuarto menguante para hacerlo, con objeto de enfriar sus respuestas a la Luna. No hay problema, no se trata de escapar de la influencia de la Luna, sino de ir aprendiendo a manejarse con esas energías. La Luna llena se relaciona con la Diosa en su aspecto de Madre y Madura, trata de aprovechar esto. Si eres espiritista no olvides celebrarla aunque sea con una sencilla, pero sincera, oración.

Luna Menguante.
La Luna es menguante cuando pasa de llena a nueva. Es el momento ideal para deshacer, retroceder, eliminar y separar. En esta fase podemos realizar hechizos para alejar la negatividad, enfermedades, conflictos externos o internos, situaciones desagradables y poner fin a aquellas cosas que deseamos terminar. También canalizamos sus energías para deshacer vicios y relaciones (tal vez necesites el fin pacífico de una relación amorosa o de negocios), así como para separarnos de experiencias del pasado o de una parte no deseada de nosotros mismos.
Se dice que con la Luna menguante es tiempo de perdonar, poner fin y después renovar. Por otra parte, podemos aprovechar la energía de Luna para establecer una comunicación con nuestros espíritus guías, protectores y maestros espirituales. Ahora la Diosa se transforma en Anciana, para así comenzar de nuevo el ciclo. Invoquemos los aspectos de la Anciana, el más importante es su sabiduría

Luna Nueva.
La Luna nueva ―o Luna negra― se refiere a las noches en las que no hay Luna en el cielo. Algunos la consideran esencial para los comienzos, y la utilizan como punto de partida para la magia, por señalar el inicio de un ciclo. Sin embargo, generalmente no se hacen hechizos en esta fase, pues recordemos que la Diosa se encuentra aún en su aspecto de Anciana, así que muchos magos y brujas respetan el período de la Luna nueva no realizando magia alguna. Además, se dice que sus energías son escasas. Pero en dado caso que necesitáramos hacer un hechizo, es apropiado hacerlo para los asuntos que vayan a comenzar, como la protección de nuevas ideas y proyectos, (recuerda guardar silencio). También para alejar malas energías, enfermedades y bloqueos. Para hacer una limpia espiritual en nuestro hogar o aprovechar la Luna para los aspectos de la Anciana.

humildemente este es mi aporte al tema desde las Tierras de Aroa...


EL AROEÑO
Aprendiz
Aprendiz

Cantidad de envíos : 53
Localización : YARACUY
Edad : 49

Masculino

Fecha de inscripción : 30/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Luna, como trabajar con ella

Mensaje por nena el Mar Jul 03, 2012 8:32 pm

Buenas noches muy interesante el tema de la luna una pregunta influye la luna cuando uno en ese momento hace la lectura de un tabacoque efectos puede producir

nena
VIP
VIP

Cantidad de envíos : 969
Edad : 41

Femenino

Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.