Espiritismo Venezolano y sus Cortes
Amigos no olviden conectarse y los visitantes aprovechen todas las ventajas del foro registrándose para poder ver la información en los foros privados, también los videos, los links, las galerías, participar en los sondeos y mucho más...
Idioma / Language
Galería


El carnaval

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El carnaval

Mensaje por Alianza Naiguatá el Dom Feb 10, 2013 1:58 am

El carnaval

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

El carnaval es el periodo en que la ¡bruja está suelta!, pero ¿pero ocurre de hecho en ésta época?

Bien, existen espíritus que cuando encarnados, se desequilibran y toman el camino de los vicios, contrario a las virtudes. Muchos se vician en alcohol, en sexo, drogas, etc. Al desencarnar, estos espíritus continúan viciados, y andan vagabundeando por ahí a procura de alguien que está bebiendo, teniendo relaciones sexuales, drogándose, para que a través de estas personas ellos continúen alimentando sus vicios.

Como el inconsciente colectivo de la población en el carnaval es el que está todo liberado, estos espíritus son naturalmente atraídos en masa para los locales de fiesta. Cuando bebemos, alteramos nuestra consciencia para el polo negativo, y pasamos a atraer más allá de los espíritus viciados, los alborotadores (kiumbas), que estarán incentivándonos al máximo para que hagamos algo errado.

Algunos espíritus viciados en sexo, llegan hasta a estimular los órganos genitales de hombres y mujeres para que ellos sientan un deseo descontrolable de relacionarse, así proporcionando la preciosa energía sexual a estos viciados.

¿Entonces no puedo aprovechar el carnaval?
PUEDE. La felicidad es siempre bienvenida, lo que está vetado son las exageraciones.

¿Quiere aprovechar?
Protéjase. Umbandistas: firmen sus izquierdas, firmen sus fuerzas, enciendan la vela para el ángel guardián. Tomen baños de hierbas, hagan magia.

¿Sabe lo que está realmente liberado en el carnaval?
Hagan sus protecciones, seguranzas, no importa cuál fuera su religión o su creencia.

A los médiums nuevos, ustedes están con un campo muy abierto. Por lo tanto, si no se sintieran bien en algún lugar, NO PIENSEN DOS VECES ¡salgan! Si sienten necesidad, no titubeen en procurar ayuda de alguien que esté capacitado para ayudarte.

Entonces ¿usted comparte el carnaval? ¡Éste es un excelente periodo para usted proyectar todo lo que desea para éste año!

¡Saravá!

Por Carla Guedes

_________________
«Si me critican o si me enjuician porque la amo, no es un pecado amar a la madre del redentor, parecería que aman más al madero, a la cruz y a los clavos, que al mismo vientre que trajo al mundo a Nuestro Señor, eso no lo entiendo mas a mi Virgen yo si la amo, no son dignos los hombres que enjuician la voluntad del Creador».

Alianza Naiguatá
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 3440
Localización : Zulia
Edad : 32

Masculino

Fecha de inscripción : 03/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El carnaval

Mensaje por adal.cobos el Dom Feb 10, 2013 8:58 am

Originalmente era una fiesta griega en honor al dios Momo


Momo (en griego antiguo Μωμος Mômos, ‘burla’, ‘culpa’; en latín Momus) era, en la mitología griega, la personificación del sarcasmo, las burlas y la agudeza irónica. Era el dios de los escritores y poetas, un espíritu de inculpación malintencionada y crítica injusta.

En el Carnaval de Barranquilla (Colombia) se elige cada año a un hombre al que llaman Rey Momo.

_________________
"La parte más útil del aprendizaje es desaprender lo que es falso."
Antístenes.

adal.cobos
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 2337
Localización : Bogotá, Colombia
Edad : 42

Masculino

Fecha de inscripción : 21/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El carnaval

Mensaje por Alianza Naiguatá el Mar Feb 12, 2013 2:52 am

¿Carnaval es tiempo de fiesta o de reflexión?

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Carnaval y la Umbanda

En el periodo de carnaval, muchas personas acaban exponiendo tendencias de cuño negativo y los deseos más ocultos, irrespetándose moralmente para satisfacer placeres carnales sin límites. A través del alcoholismo, consumo de drogas y libertinaje, el campo vibratorio de estas personas se torna propicia a la actuación de los kiumbas (espíritus obsesores y juguetones). Por este motivo, en los días que anteceden al carnaval, los umbandistas hacen firmezas de Exus a fin de fortalecerse contra la acción de estos obsesores. Los guardianes tienen por función impedir que estas energías invadan el espacio de aquellos que no comulgan con tales comportamientos. Los umbandistas no están prohibidos de disfrutar el carnaval, pero si se hace necesario que tengan responsabilidad consigo mismos. Al final, nuestro cuerpo es el primer templo.

Por Arashákamá

¿Carnaval es tiempo de fiesta o reflexión?

Muchos espíritas ingenuamente juzgan que la participación en las fiestas carnavalescas no acarrea ningún mal a la integridad psico-espiritual, y de hecho no habría prejuicio si todos participasen en un clima saludable, de legítima confraternización. Infelizmente, pero, la realidad es bien diferente. El Espiritismo esclarece que la humanidad está todo el tiempo en compañía de legiones de seres invisibles recibiendo buenas y malas influencias dependiendo de la faja de sintonía en que se encuentre cada individuo. Esta masa de espíritus inferiores aumenta considerablemente en los días de realización de fiestas paganas, como es el carnaval.

En estas ocasiones, como gran parte de las personas se da a las exageraciones de toda suerte, las influencias nefastas se intensifican y muchos de los encarnados se dejan dominar por espíritus maléficos, ocasionando los tristes casos de violencia criminal, como los homicidios y suicidios, más allá de los desvaríos sexuales que llevan a la paternidad y maternidad irresponsables.

El carnaval, conforme los conceptos de Bezerra de Menezes, es fiesta que todavía guarda vestigios de la barbarie y del primitivismo que todavía reina entre los encarnados, marcado por las pasiones del placer violento. El jolgorio ya fue un día a conmemoración de los pueblos guerreros festejando victorias; fue reverencia colectiva al dios Dioniso, en Grecia clásica, cuando la fiesta se llamaba Bacanalia; en la vieja Roma de los Cesares, fuertemente marcada por el aspecto pagano, fue llamada Saturnalia donde en estas ocasiones se sacrificaba una víctima humana.

En la Edad Media, sin embargo, es que la festividad adquirió el concepto que hoy presenta: lo que de una vez por año es licito enloquecer, en homenaje a los falsos dioses del vino, de las orgías, de los desvaríos y de los excesos. Así, en tres o más días de verdadera locura, las personas desprevenidas, se entregan a la ausencia del compromiso, exagerando en las actitudes, al compás de sonidos febriles y vapores alucinantes. Está en el materialismo, que ve el cuerpo y la materia con inicio y fin en sí mismo, la causa de tal libertinaje.

Pero, del mismo modo como se puede ser fácilmente dominado por los malos espíritus cuando se está sintonizado en la misma frecuencia de pensamiento, también se obtienen por el mismo proceso el concurso de los buenos, aquellos que actúan a favor de los individuos en nombre de Jesús. Para esto, basta estar predispuesto a sus orientaciones, atentos al aviso de actitudes saludables, como la oración y la práctica de la caridad desinteresada.

Como el imperativo mayor de los espíritus es la Ley de Evolución, un día todas esas manifestaciones ruidosas que marcan el estado de inferioridad tienden a desaparecer de la Tierra. En su lugar, entonces, debe predominar la alegría pura, la jovialidad, la satisfacción con el hombre despertando para la belleza y el arte, sin agresión ni promiscuidad.

Por mayor que sea la fe de un ser frente de fiestas como el Carnaval, los riesgos de contrariedades y aborrecimientos son muy grandes y para esto es preciso redoblar la vigilancia pues como dijo el apóstol Pablo: Todo me es licito, pero no todo me conviene.

Autor: Texto editado de la Revista Visión Espirita. El Espirita y el Carnaval de Pedro Fagundes Azevedo.

_________________
«Si me critican o si me enjuician porque la amo, no es un pecado amar a la madre del redentor, parecería que aman más al madero, a la cruz y a los clavos, que al mismo vientre que trajo al mundo a Nuestro Señor, eso no lo entiendo mas a mi Virgen yo si la amo, no son dignos los hombres que enjuician la voluntad del Creador».

Alianza Naiguatá
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 3440
Localización : Zulia
Edad : 32

Masculino

Fecha de inscripción : 03/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.