Espiritismo Venezolano y sus Cortes
Amigos no olviden conectarse y los visitantes aprovechen todas las ventajas del foro registrándose para poder ver la información en los foros privados, también los videos, los links, las galerías, participar en los sondeos y mucho más...
Idioma / Language
Los posteadores más activos de la semana
Roxana isabel
 
Ngando Batalla
 
SOFIA VV
 
INDIO MARA 1
 
Alianza Naiguatá
 
jf03
 

Galería


El tabu de los homosexuales y las religiones afrocubanas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El tabu de los homosexuales y las religiones afrocubanas

Mensaje por Congo Nfinda el Sáb Mar 12, 2016 10:14 pm

buenas noches,

Quiero compartir una historia relatada en el libro Brakamundo Palo escrito por el Tata Tatandi Carlos Alberto Rojas Calderón donde expone el porque al rechazo de homosexuales en el Palo Monte. 

Hemos querido remontarnos hasta el 1500 de n. e; no para
juzgar, sino investigar sobre los motivos y las causas de los raptos
de negros africanos, que posteriormente fueron canjeados y llevados
a las plantaciones de América, el nuevo mundo, para trabajar como
esclavos; entre ellos se encontraban reyes, príncipes y súbditos, con
sus familias; ¿Pero cómo llegaron a convertirse en esclavos?.
Los negros fueron vendidos al extranjero, comprados y negociados
por un sector de sus propios compatriotas; los que en áquellos tiempos
tan lejanos en el lente histórico, practicaban la sodomia y vivían en
las tribus o comunidades costeras. Estos homosexuales o panganionis
que abandonaron sus tribus buscando su propia libertad, marcando
su propio destino, se sentían menos, a pesar de no haber sido nunca
rechazados.

Comenzaron a labrarse su propia vida, así se apoderaron de las
costas, donde se sentían protegidos y poderosos. Les gustaba practicar
la pesca, trabajo que los caracterizó desde los primeros tiempos; se
alejaron de sus comunidades, de sus familiares y de sus pueblos.
Frente al mar crearon sus danzas, formaron sus costumbres y trazaron
su venganza y traición hacia lo que representaban sus vidas anteriores,
se convirtieron en verdugos de sus raíces.

Fueron los primeros en negociar con los extranjeros que llegaban
de Portugal, España y de otras regiones a las costas de África, además
los primeros en explotar la sal concentrada en el mar. La sal fue usada
como forma de pago y constituyó para ellos su monopolio, quien 
quería sal tenía que negociar con ellos, también hacían canjes con las
tribus de la selva.

Estos homosexuales africanos haciendo honor a la verdad,
traicionaron a los suyos, a sus tribus, a sus descendientes. Los
sodomistas de áquellos tiempos en África traicionaron a sus propios
hermanos, y de la noche a la mañana los convirtieron en esclavos,
constituyendo así la primera mano de obra barata. Los negros africanos
fueron llevados por el mundo, subastados y vendidos como esclavos.
Esa página de la historia tan irracional, tan injusta, tan dolorosa,
fue la que provocó que los homosexuales, en pago a su alta traición
fueran catalogados como perversos y depravados. Eso creó un tabú,
que los apartó de la religión y de la vida social, donde pagaron justos,
por pecadores.

Las nuevas generaciones de africanos calificaron de perversos a
los que fueron capaces de comercializar con ellos, de venderlos por
migajas al extranjero aventurero y cruel. Esa huella llena de sangre
y dolor, no la olvidaron los antepasados, ni las generaciones que le
siguieron, se convirtió en una herida difícil de cicatrizar. No es el ser
homosexual, el tabú absoluto, sino porque se vendieron para permitir
la explotación de sus propios hermanos.

Aquí en el nuevo mundo empezaron a ser aceptados los
homosexuales, por las religiones de origen lucumí. Luego comenzaron
sus luchas por querer hacer su entrada en el Palo Monte pero los
descendientes de congos y de carabalí respondieron agresivamente y
no lo permitieron. Los congos se convirtieron en tierras cubanas, en
los mayores enemigos de la homosexualidad.

Ellos los llamaron en su lengua ¨Ki Kongo¨; Panganioni porque
consideraban que todas sus desgracias y las de sus antepasados se las
debían a ellos, porque fueron los que los traicionaron sin piedad y los
vendieron al extranjero como esclavos en sus tierras africanas.

Una nueva historia se comenzó a escribir, en el transcurso
de los años, entrando al siglo XIX, los homosexuales al sentirse
rechazados, emplearon sus propias armas religiosas y así crearon los
famosos calderos espirituales, para competir con la religión africana,
esencialmente con el Palo Monte.

Sabemos que hoy en día la homosexualidad es una preferencia
sexual quizás un problema genético; que es inherente al ser humano
que muchos se han visto atrapados en un cuerpo de hombre, sintiéndose
como mujer o viceversa. Todas las aguas han cogido su cauce, la
preferencia sexual no distingue, ni separa. Todos somos hijos de Dios
y Él es Amor.

Autor: Carlos Alberto Rojas Calderón
Libro: Brakamundo Palo

Visto lo dicho en ese texto por el tata Tatandi Carlos Alberto Rojas Calderón, creo que podemos decir que la prohibición de no iniciar personas no heterosexuales (homosexuales) en el palo es mas una cuestion sociocultural que un tabú religioso o un impedimento religioso.

Nsala malekum-

_________________
Aquel que utiliza la fe como inspiración para ser mejor persona respetando a los demás se merece todo el respeto del mundo, pero el que la tiene y critica y desprecia a los que no la comparten no merece ninguno.

Congo Nfinda
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 1532
Edad : 48

Masculino

Fecha de inscripción : 03/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.