Espiritismo Venezolano y sus Cortes
Amigos no olviden conectarse y los visitantes aprovechen todas las ventajas del foro registrándose para poder ver la información en los foros privados, también los videos, los links, las galerías, participar en los sondeos y mucho más...
Idioma / Language
Galería


La Conciencia es la Entrada a la Realidad

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Conciencia es la Entrada a la Realidad

Mensaje por Carpe Diem el Vie Nov 25, 2016 10:02 am

La Conciencia es la Entrada a la Realidad
Kuthumi


A Todos Aquellos Que Quisieran Conocerse a Sí Mismos:

El ser está entrelazado con la conciencia y ésta es la entrada a la realidad. En un estado impuro, la conciencia extingue la luz; en un estado puro, irradia luz.

La advertencia «Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestra Padre que está en los cielos»  es tanto una bendición como una reprobación; bendición para quienes la siguen y reprobación para quienes no la siguen. No obstante, los propósitos de la vida no son reprobar; son cultivar las cualidades de la realidad. El mundo de las apariencias es un mundo de ilusión. Sin embargo, tiene apariencia real, y para algunos incluso las idiosincrasias de la personalidad humana adoptan una forma de realidad.

Nuestro tema, la comprensión de uno mismo, es muy amplio. Haremos pasar con suavidad y destreza el hilo de la conciencia del hombre a través del ojo que se abre al mundo de claridad cristalina. Desde el punto de vista humano, qué triste que las ilusiones tengan hacerse añicos. Pero nosotros juzgamos que es mucho más sabio y menos doloroso hacerlas pedazos mediante el hábil uso del discernimiento espiritual que destrozarlas con el impacto de la Ley Superior, cuando esta ley lleva al umbral de cada hombre la retribución de las energías que él ha enviado.

Emprendamos un viaje por la noche de la razón humana ¡Al atravesar la maleza de la jungla aparece repentinamente una luz! Es una luz situada sobre un monte. Un viejo castillo se percibe vagamente entre la niebla, sin embargo, el débil rayo es, en contraste, un resplandeciente filamento de esperanza. Hay alguien ahí. Hay alguien que vive ahí cuya conciencia sonreirá con alegría ante nuestro acercamiento. La esperanza que el corazón alberga de escuchar la palabra «amigo» es muy grande. Nos aproximamos con cierta cautela, pero intuyendo que es posible que todo esté bien y que podamos esperar una cordial acogida.

Y así llegamos primero a la regla de oro: «todas cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos», y tenemos en nuestras manos la cadena de afinidades que enlaza muchas encarnaciones con la actual. Muchas veces las madejas del reconocimiento se  desenredan en un hilo de contacto momentáneo. Un contacto olvidado hace mucho tiempo estimula una relación humana en la que las almas experimentan lo dulce y lo amargo de la experiencia transitoria. Colocad este motivo a la contraluz en la ventana del castillo y percataos de cómo los hombres buscan al pasado con el anhelo de una cordial acogida, de amistad, de decencia y de un deseo de permanencia.

Preguntamos: ¿puede el Creador Eterno, crear sin tener la idea esperanzadora de la unidad espiritual? ¿Deberá ser la unidad tan solo espiritual, o deberá entrar también en los asuntos humanos? Dondequiera que arde la llama de la vida, quienquiera que se hace consciente del hecho de que existe, tiene conciencia de las cualidades extraordinarias de la vida así como de las naturales. Algunas veces estas cualidades cambian: lo natural adopta el aspecto de lo extraordinario y lo extraordinario puede oscilar hacia lo natural.

Queremos señalar que no existe jamás una excusa, a pesar de lo que los hombres puedan haceros, para responder de la misma manera con un acto de maldad. Al mismo tiempo señalamos que esto no excluye la posibilidad que tiene el individuo, dentro de la dignidad divina de su ser, de evitar someterse a la necedad humana. Por lo tanto, con dignidad y en la conciencia Crística, los hombres pueden dispensar el bálsamo del perdón en víctimas de las energías malignas de los hombres.

Es nuestra intensión aportar, a todos los que deseen seguir los pasos de los maestros, la sabiduría de Dios, que no se mofa de los esfuerzos de los hombres por emular a su Creador. Transmitimos esperanza y el hilo del contacto. Trasmitimos una percepción de unidad con la Hermandad, pero no sin alertar a todos de la gran necesidad de edificar nobleza de carácter en imitación de lo Divino.

Que todos, entonces, aprendan la lección de amar al amigo y al adversario por igual. Algunas veces los amigos, resultan más peligrosos que los enemigos, pues los enemigos se conocen como enemigos, pero los amigos sólo se conocen como amigos aunque sus pensamientos pueden destilar veneno. A menudo, briznas de egoísmo motivan a ciertos individuos, sin ellos, mismos saberlo, a buscar el control infundado e injusto de otras vidas.

Cuando se os pide un consejo, puede ser ofrecido con impunidad. Cuando se ofrece un concejo sin haber sido solicitado, frecuentemente se convierte en responsabilidad kármica. Si éste es desdeñado, la disensión invisible entre las mentes crea karma para ambas partes. La tensión innecesaria entre los individuos crea una sensación de vacío en la boca del estómago, porque toda discordia produce una interferencia en el patrón de energía de luz que fluye a través del plexo solar.

La eliminación de la tensión en la conciencia de uno es el primer paso hacia la integración total con la Divina Presencia. Al igual que los años pasan, así también lo hacen las encarnaciones. Los asuntos humanos son a menudo motivo de embrollo, pero la mejor manera de desenredarse uno mismo y desenredar las propias energías de los patrones karmáticos que regresan para su redención, es mantener un sentimiento de unidad con el Creador, y con todos sus hijos creados.

El hecho de que hayáis tenido problemas con algunos individuos no significa que deban continuar. La experiencia debe enseñar al alma cómo relajarse y encontrar la libertad de los estados opresivos de conciencia. Como una cortina que tapa el sol, del mismo modo un sentimiento de enojo o de resentimiento contra cualquiera de lo más indeseable. Por consiguiente, el apóstol dijo: «…no se ponga el Sol sobre vuestro enojo».

Existe una cosa tal como la ira justa, pero ésta involucra los principios, no a las personas. Cuando los principios son violados a causa de las engañosas actividades de los espíritus oscuros, el sentimiento de ira de uno – con el del Maestro Jesús, cuando expulsó a los mercaderes del Templo – debe dirigirse contra los espíritus que defraudan a los hombres de la integridad de su vestidura de luz sin costuras y no contra las víctimas inocentes de la difícil situación.

Cuando los hombres se ponen la vestidura de la codicia o del egoísmo, cuando se cubren de la indumentaria de idiosincrasia insensatas, cuando en lugar de modelar sus vidas por medio de la ley cósmica lo hacen por el capricho, cuando se imaginan que Dios, es completamente impersonal y que no tienen interés personal en ellos, le cierran la puerta a la dicha y a la realidad.

En esta serie venimos a inundar el alma, la mente, la conciencia y el ser del hombre con un conocimiento que romperá las cadenas que han creado condiciones de desdicha y de tensión. Deseamos renovar los confines del templo de Dios, reafirmar el dominio del individuo sobre su propia vida,  ayudarlo en su búsqueda de la realidad y darle la seguridad de nuestra presencia viviente en el universo como sus hermanos y maestros. Como nosotros representamos a Dios, así lo puede hacer él.

Para aquel que aprende a entenderse a sí mismo, el mundo es una «nova estelar». Cada día es una aurora refrescante. El alma cansada de despoja de su falso sentimiento de frustración y abre al fin sus ojos para contemplar la realidad. Desde el principio a lo largo de las eras de instrucción, Dios ha buscado la elevación gradual y permanente de todos sus hijos hacia la visión íntegra del hombre divino total, el Yo Real.

Estad en paz en Dios.
Amorosamente, YO SOY
Kuthumi

_________________
"Que el Gran AMOR Infinito de el DIOS UNO Padre-Madre te envuelvan en la Suprema LUZ Divina. "

Carpe Diem
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 873
Localización : Anzoátegui_VEN
Edad : 52

Masculino

Fecha de inscripción : 22/06/2010

Ver perfil de usuario http://encuentrosespiritas.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.