Espiritismo Venezolano y sus Cortes
Amigos no olviden conectarse y los visitantes aprovechen todas las ventajas del foro registrándose para poder ver la información en los foros privados, también los videos, los links, las galerías, participar en los sondeos y mucho más...
Idioma / Language
Galería


La Respiración Curativa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Respiración Curativa

Mensaje por Consagración India el Dom Ago 18, 2013 9:35 pm


COMO USAR LA RESPIRACIÓN CURATIVA
La respiración es un proceso automático que comienza desde el nacimiento y continúa hasta el día en que morimos. Mientras dormimos la respiración continúa, sin que jamás tengamos que pensar en ello. Lo mismo que cuando digerimos alimentos. Esta cualidad de la respiración de ser consciente e inconsciente es única. Podemos detenerla cuando queremos y volver a respirar profundamente cuando deseamos. Respirar produce un gran beneficio físico, mental, emocional y espiritual.
La respiración consciente: nos comunica con la totalidad del medio ambiente que nos rodea. Los distintos aspectos del ser humano tales como: emociones, pensamientos, reacciones y expresiones tiene su punto de unión en el pecho y allí se armonizan o no. En la cavidad pectoral se encuentran los pulmones, que son los órganos implicados en el proceso respiratorio, su función consiste en regular y procesar la inhalación y exhalación del aire que da vida al ser. En la terminología del yoga respiración se traduce en pranayama y el aire es el prana, también llamado fuerza vital. Para que el ser humano haga uso pleno de esta fuerza debe emplear toda su capacidad respiratoria. Normalmente, casi todos nosotros empleamos un pequeño porcentaje de nuestro potencial respiratorio. Cuando respiramos ligeramente no sólo reducimos nuestra absorción del prana vital sino que al respirar ligeramente, los pulmones pierden la flexibilidad y esto empeora nuestra capacidad respiratoria. Muchas personas respiran ligera y rápidamente cuando están nerviosas. Si usted prueba respirar de esta manera podrá comprobar que comenzará a sentirse nervioso(a), así puede observar cómo ciertos estados de ánimo afectan al cuerpo y ciertas enfermedades tienen un apoyo corporal, de allí aparecen las enfermedades psicosomáticas. Cuando respiramos ligeramente como defensa contra una mala experiencia emocional, los músculos que rodean a los pulmones y el diafragma y que se encuentra debajo de ellos se empiezan a poner rígidos y se produce una tensión muscular crónica. Respirando profundamente curamos nuestro cuerpo y mejoramos nuestro estado de ánimo.
Formas de respiración consciente: nos dice Michael Sky en su libro "Respirar": no hay una sola forma correcta de respirar, en todo momento. Como regla general respirar por la nariz tiende a producir calma y a centrarnos, mientras que respirar por la boca tiende a ser más movilizador y expansivo.

  1. Respiración circular:  se respira continuamente, sin interrupción o pausa. Se inhala y luego se exhala sin ninguna pausa entre respiraciones, éstas fluyen y se crea la imagen de un círculo en movimiento de respiración/energía. Se puede producir durante este tipo de respiración, hiperventilación y una sensación de mareo, pero esto no es negativo, en realidad es una respuesta a una rutinaria incorporación de oxígeno. La hiperventilación llena al cuerpo de grandes cantidades de energía. La respiración circular crea un fuerte circuito de fuerza vital que fluye a través del cuerpo y la mente.
  2. Respiración de limpieza: sirve para cuando nos sentimos tensos e intoxicados. Inhalar por la nariz e imaginar que el aire penetra por la planta de los pies hacia arriba, recorre todo el cuerpo y barre con todas las energías negativas. Luego exhalar soplando, imaginando que con el aire se expulsan todas las tensiones y al contacto con el aire explotan y se desintegran.
  3. Respiración profunda liberadora: inhalar por la nariz, exhalar por la boca, luego hacer una pausa, esperar conscientemente, hasta que el cuerpo inicie la próxima inhalación. La clave para la pausa entre respiraciones consiste en permanecer consciente, concentrado y esperar intencionalmente que el cuerpo elija inhalar, durante cada pausa permitir que el cuerpo se relaje profundamente.
  4. Respiración con retención: inhalar por la nariz, con lentitud y calma y al final de la inhalación mantener el aire adentro sin esfuerzo ni tensión y sentir cómo la energía retenida se mueve alrededor del cuerpo. Cuando llegue el momento de exhalar. Entonces soltar la energía y hacer una pausa entre respiraciones tratando de relajarse en cada una un poco más.
  5. Respiración rítmica: respirar con un ritmo estable y controlado durante un período prolongado puede tener efectos calmantes y energizantes para quien respira. Inhalar por la nariz contando lentamente hasta ocho, retener el aliento mientras se cuenta hasta cuatro y luego continuar durante varios minutos.
  6. Respiración con alternancia de cavidad nasal: durante el transcurso del día nuestra respiración tiende a fluir más fuerte por un lado de la nariz que por otro, cambiando la alternancia cada cuatro horas. Esto refleja la polaridad de nuestro cerebro. Podemos ayudar a nuestra respiración en su búsqueda de equilibrio alternando los lados de la nariz. Colocar el pulgar bajo la fosa nasal de modo que la cierre, respirar contando lentamente hasta ocho. Luego retener el aliento mientras cuenta hasta cuatro y cambiar el pulgar a la otra fosa nasal.
  7. Energía circulante: inhalar imaginando que el aire ingresa por su mano izquierda y sube por su brazo izquierdo hasta la base del cuello. Al exhalar permite que la energía fluya por el brazo derecho y salga por su mano y dedos del mismo lado. Continuar durante varias respiraciones, luego invertir el flujo, inhalar por el lado derecho y exhalar por el izquierdo. Luego pasar a las piernas y realizar lo mismo. 
  8. Respiración purificadora: tomar aire por la nariz, lentamente, estando de pie y con las piernas separadas; luego tirar el aire por la boca pero dejando salir el aire apenas por una pequeña abertura formada por los labios (forma de “U”) y de manera que sean muchas exhalaciones cortas y abruptas.
  9. Para fortalecer los nervios: posición de pie y con las piernas separadas. Tomar lentamente aire por la nariz al tiempo que los brazos se van levantando hacia adelante, a la altura de los hombros y con las palmas hacia arriba, luego retenemos la respiración al tiempo que se cierran las manos y entonces se tiran los puños hacia atrás a la altura de los hombros, se repite dos o tres veces aguantando el aire en los pulmones.
  10. Para la circulación de la sangre: parado y con las piernas separadas tomar mucho aire por la nariz al tiempo que se levantan los brazos sobre la cabeza. Retener un poco la respiración. Luego entirar el cuerpo hacia adelante aflojando los brazos, se echa el aire por la boca y se produce el sonido JA que debe ser muy potente. Este tipo de respiración beneficia la circulación de la sangre y purifica los órganos respiratorios.
  11. Para estimular las células pulmonares: parado y con el cuerpo erguido (derecho), manos a los lados. Tomar aire por la nariz muy lentamente, mientras se va golpeando el pecho con la punta de los dedos. Cuando los pulmones se llenen de aire se aguanta la respiración e inmediatamente se golpea el pecho con las palmas y se exhala por la nariz.


_________________
"La enfermedad es el resultado no sólo de nuestros actos, sino también de nuestros pensamientos"
Mahatma Gandhi
"La violencia es el miedo....a los ideales de los demás"...

Consagración India
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 2459
Localización : Venezuela
Femenino

Fecha de inscripción : 26/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.