Glorioso el Señor que atiende mi llamado y gloriosa la virtud que me brinda para ser escuchado, Amen