Espiritismo Venezolano y sus Cortes
Amigos no olviden conectarse y los visitantes aprovechen todas las ventajas del foro registrándose para poder ver la información en los foros privados, también los videos, los links, las galerías, participar en los sondeos y mucho más...
Comparte
Ir abajo
avatar
Mago.Rosacruz
Principiante
Principiante
Cantidad de envíos : 23
Edad : 38

Masculino

Fecha de inscripción : 08/05/2017

Hitler, Krishnamurti y los Adeptos de Ashoka

el Miér Abr 04, 2018 7:20 am
La Sociedad Secreta de Ashoka y su influencia en Hitler y Krishnamurti

by Osho, libro "I'm the Gate"

"Existe una Sociedad Secreta fundada hace siglos por el Emperador Ashoka, este grupo de los nueve discípulos de Ashoka continúa hoy en día porque hay muchas condiciones que le ayudan para seguir. Una es que jamás entra en contacto directo con las masas.

Tiene otros grupos intermedios. Siempre permanece desconocido, oculto. Uno nunca puede saber dónde están. Y cualquier persona que sea iniciada en el grupo desaparece del mundo de uno desde el momento en que es iniciado —desaparece por completo. Entonces, ya nunca más se sabe nada de él, el grupo puede continuar en el anonimato.

Este grupo tiene muchas llaves y muchos métodos. A través de esas llaves y métodos, sigue trabajando de muchas formas. Es un grupo cuyos miembros están en un cuerpo físico, están tan vivos como cualquiera de nosotros. Al hacerse miembro del grupo,una persona no puede volver a ser elegida en otra vida.

Trabajará como un vínculo entre el grupo y las masas. Esto crea otro círculo alrededor de los nueve, un círculo más grande, puesto que muchas personas ya han sido miembros del grupo. Conocen a Buda de modo directo, conocen a los adeptos esotéricos de modo directo. Tienen tanta experiencia que pueden permanecer dentro de las masas y seguir trabajando con el grupo. Pero no   serán miembros de él. Cuando alguien de este grupo no nace en esta tierra, cuando está sin cuerpo físico, si permanece en una existencia sin cuerpo, aún sigue trabajando.

Hay tantos adeptos que no están en este cuerpo físico, quienes siguen trabajando. Los teósofos les llaman maestros el Maestro Koot Hoomi. Estos son nombres ficticios, pero se refieren a una personalidad particular, a una individualidad. Son nombres ficticios, pero se refieren a un alma particular no corporal que está ayudando.

Este Maestro Koot Hoomi, uno de los adeptos más antiguos del círculo de los nueve de Ashoka, creó todo el movimiento de la teosofía. Intentaban crear una situación en la que la encarnación futura de Buda pudiera ser posible, puesto que Buda había dicho que volvería a nacer después de veinticinco siglos y que su nombre sería Maitreya. Y una persona iluminada como Gautam Buda es capaz de saber quién será iluminado dentro de veinticinco siglos. Así que Buda predijo y es para esto que el círculo de los nueve de Ashoka, ha estado trabajando durante siglos.

Ahora, se acerca la hora, así que el movimiento de la teosofía fue sólo una preparación. Fracasó, el experimento fracasó.
Experimentaron con tres o cuatro personas para que fueran los vehículos para que descendiera Maitreya, pero el experimento fracasó. Algo falló. A veces, estaba al borde del éxito y algo sucedía. Krishnamurti estaba listo,completamente listo, para ser un vehículo. Todo estaba listo. Se acercó al pulpito para rendirse y para vaciarse de tal modo que Maitreya pudiera entrar. Pero en el último momento, lo negó todo. Nadie a su alrededor se podía imaginar que eso sucedería.

Ni siquiera había un indicio de que Krishnamurti, al dar el paso final, fracasaría y volvería. Y es por eso que después de ese fenómeno,después de ese suceso en el cual volvió, durante toda su vida, de modo continuo a lo largo de cuarenta años, Krishnamurti ha estado enfatizando la individualidad: “¡Sé un individuo!”

Esto tiene un significado. Toda la preparación era para perder la individualidad propia, puesto que de otro modo, uno no puede convertirse en vehículo. “¡Sé como si no fueras! Ríndete completamente ante las fuerzas más allá de ti”. El negó esa rendición al estar justo en el borde del salto. Todo estaba listo.

Un solo paso y Maitreya hubiera estado en el mundo. Pero el último paso no pudo ser dado. Krishnamurti volvió. Dijo: “Soy yo mismo”. Es por eso que toda su filosofía se convirtió en: “No te rindas, no sigas, no creas, no seas discípulo”. Todo esto no es más que racionalización y consolación.

Ha estado trabajando de modo continuo a lo largo de cuarenta años, a partir de ese paso que no pudo darse. Aún hoy en día, no ha salido de ahí. El arrepentimiento está ahí, la herida está ahí. Así que la teosofía fracasó con Krishnamurti y se convirtió en un movimiento muerto, puesto que el movimiento existía sólo para la materialización de este suceso. Se volvió insignificante. La casa había sido construida pero el amo nunca llegó a habitarla. Después del rechazo por parte de Krishnamurti para convertirse en el vehículo para Maitreya, la teosofía no tenía sentido. Continúa, lo mismo que una resaca, pero no existe algo sustancial.

Todo este movimiento fue creado por los Adeptos de Ashoka.

Siguen trabajando. De tantas formas, siguen trabajando. Y detrás de nuestra supuesta historia hay una historia, misma que usted no podrá siquiera concebir. La historia tiene una base más profunda.

La periferia que conocemos como la historia no está compuesta de eventos reales. Detrás de nuestra supuesta historia, yace otra, una más profunda, acerca de la cual no sabemos nada.

Por ejemplo, todos hemos escuchado acerca de Hitler, de su Nacionalsocialismo, de todo su movimiento, de sus intentos desesperados por hacer algo. Pero nadie sabe que hay algo oculto detrás.

Hitler sólo era un vehículo para otras fuerzas. Ahora hay atisbos de que él no era el actor real del drama. Fue sólo el medio, fue utilizado. Alguien más estaba detrás de él, otras fuerzas estaban trabajando. Por ejemplo, la decisión de utilizar la swástika, el símbolo del partido de Adolfo Hitler —el símbolo más viejo, más antiguo, de una escuela particular de adeptos.

En la India, uno de los grupos más antiguos es el de los Jains.

La swástika es su símbolo, pero no exactamente como lo era con Hitler. El diseño de la swástika de Hitler estaba al revés. La swastika de los Jains es en dirección de las manecillas del reloj; la de Hitler era en dirección contraria de las manecillas del reloj.

Esta swástika en dirección contraria de las manecillas del reloj es un símbolo destructivo. Buscaron a lo largo de tres años, intentando elegir un símbolo, puesto que un símbolo no es únicamente un símbolo. Si uno puede tomar el símbolo de una tradición más profunda, el símbolo se convierte en un vínculo. Así que personas fueron enviadas al Tíbet para descubrir uno de los símbolos más antiguos de la raza aria, porque con ese símbolo, mucho de lo que está oculto puede contactarse.

La swástika fue elegida, pero en reverso. Y Hessenhoff, la persona que encontró el símbolo, convenció a Hitler de que debía ser utilizada al revés. El era una de las personas que estaba en contacto con muchos grupos esotéricos, pero estaba confundido.

Buscaba dos cosas: primero, un símbolo que fuera muy antiguo;en segundo lugar, buscaba un símbolo que podría renovarse. Por esto, se eligió la swástika y se utilizó al revés. Previo a esto, nunca había sido utilizada de esa manera pero, debido a esto, los eventos tomaron del todo otra forma.

Y con este símbolo en reverso, era sabido en todo el mundo entre aquellos que estaban en contacto con cualquier tipo de conocimiento esotérico, que Hitler se destruiría a sí mismo. Se volvería loco; entraría en contacto con fuerzas suicidas.

Todo el concepto de la filosofía de Hitler fue otorgada por algunas escuelas ocultas. Lo utilizaron así como Krishnamurti iba a ser utilizado por los teósofos y los grupos ocultos. Hitler siguió ganando hasta cierto punto, hasta cierto momento. Sólo ganaba,no había derrota. El asunto era fenomenal, parecía que podía ganarlo todo, parecía imposible de derrotar. Pero al cabo de un tiempo, todo comienza a ir en reversa. ¿Por qué sucedió esto? Las fuerzas que estaban en contra de Hitler lo derrotaron, pero esa no es la verdadera historia. Eso sólo fue el fenómeno externo.

Hitler fue utilizado por un grupo esotérico. Este fue uno de los esfuerzos más desesperados porque este grupo esotérico había trabajado durante siglos pero no podía ayudar a la humanidad del modo en que deseaban ayudarla.

Este fue un esfuerzo desesperado para ayudar a la humanidad antes de que la humanidad se destruyera a sí misma. Lo habían intentado por medio de santos, por medio de personas sin poder, quienes eran pobres de espíritu.

Intentaron por medio de Adolfo Hitler ganarse al mundo antes de que se destruyera y para darle cierta lección a la humanidad.

Pero tal y como Krishnamurti se independizó en el último momento, Hitler también se independizó. Comenzó a caer. Este es el milagro de la historia de guerra. Nunca había sucedido antes. Hitler no acataba los consejos de ningún general. Se movía o atacaba, pero no aceptaba los consejos de ningún general. E incluso en contra de los consejos de todos sus elementos más entrenados, actuaba y se movía como quería y, aún así, ganaba.

Hubo movimientos absurdos, movimientos sin sentido.

Nadie con conocimiento de guerra hubiera hecho esos movimientos. Pero Hitler los hizo y ganó a lo largo de tres años. Todos los que lo rodeaban sabían que sólo era un vehículo para alguna fuerza mayor. No se podía explicar de otra manera. Y cuando daba una orden, no estaba en su mente consciente.

Este es un nuevo hecho que se ha dado a conocer sólo ahora.

Cuando daba una orden, estaba extático. Cerraba los ojos, comenzaba a temblar, sudaba y luego su voz cambiaba del todo. Otra voz daba la orden. Pero el día en que comenzó a caer, su propia voz comenzó a dar las órdenes. Desde ese momento en adelante, nunca estaba en éxtasis. Algún contacto que había estado trabajando, se había perdido.

Todos aquellos que estudian a Adolfo Hitler y su vida, sienten que el fenómeno no era meramente político. La persona misma no era meramente un maniático político, no era sólo un político loco, puesto que todo lo que hacía era totalmente no político —todo su enfoque— . Aquellos que habían permanecido a su lado sentían que tenía una personalidad múltiple. En sus momentos normales, era tan normal que uno no podía creerlo.

No había magia; era simplemente común y corriente. Pero cuando estaba dominado, cuando estaba poseído, era una personalidad del todo distinta.

¿Quién estaba detrás de esto? Algún grupo esotérico estaba detrás de esto y ese grupo intentaba hacer algo. Cuando Hitler se independizó, perdió todo su poder. En sus últimos días, era meramente común y corriente. Después de este momento específico, cuando perdió contacto, todo lo que hacía se volvía en su contra. Antes de eso, todo lo que hacía le resultaba a favor.

El mismo grupo acerca del cual te hablaba, los nueve de Ashoka, estaba detrás de esto. Intentaban capturar al mundo entero. Con el hombre, siempre existe la posibilidad de que si se comienza a trabajar con alguna fuerza que le empuja desde atrás,uno mismo no está consciente de ello. Si se tiene éxito en algo,no se está  consciente de que es otro el que está teniendo éxito.

Uno tiene éxito, el ego se fortalece. Y llega un momento en que el ego está tan fortalecido, que uno no escuchará a esa fuerza. Esto ha sucedido muchas veces.

Este grupo esotérico, como te había mencionado, funciona principalmente como una continuidad para cuando se presenta una necesidad. De muchas formas, pueden ayudar. El hecho de que Japón se amistara con Alemania, no era mera coincidencia. Fue por motivo de este grupo de nueve personas. Este es el hecho oculto. El grupo esotérico que estaba trabajando detrás de Hitler era un grupo budista, por lo cual un país budista como Japón podría ser influenciado para apoyar a Hitler. Y todo el Oriente se sintió alborozado cuando Hitler estaba ganando. Todo el Oriente estaba con Hitler interiormente. El grupo que trabajaba detrás de él era un grupo de Oriente.

Nada sucede por accidente, todo tiene un vínculo causal que  lo precede. Cuando sucede un maestro como Buda, el trabajo principal de un grupo esotérico es el de ayudar a convertirse en mediador. Otro trabajo realizado por estos grupos es el de preservar el conocimiento una vez que se ha obtenido. Buda obtuvo algo supremo, pero, ¿quién lo preservará? La preservación a través de los libros no es preservación porque el conocimiento es algo viviente y los libros son algo muerto. Sólo las palabras pueden ser preservadas, mas no el conocimiento. El conocimiento puede ser preservado sólo por personas vivientes, no por
los libros, puesto que los libros tendrán que volver a ser interpretados..."
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.