Espiritismo Venezolano y sus Cortes
Amigos no olviden conectarse y los visitantes aprovechen todas las ventajas del foro registrándose para poder ver la información en los foros privados, también los videos, los links, las galerías, participar en los sondeos y mucho más...
Idioma / Language
Galería


María Mulambo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pompa Gira María Mulambo

Mensaje por mambanegra el Mar Jun 26, 2012 7:53 am

Doña Maria Mulambo es guardiana y jefa de falange, o sea, su nombre
es el nombre de una falange con millares de "María Mulambos".
Estas "Marías" tienen personalidades e historias diferentes
unas de las otras. Pero en general, tienen la fama de buenas consejeras
y orientadoras de sus médium y consultantes, lo que volvió a cada
uno de estos espíritus o entidades en amadas, respetadas y muy
solicitadas en los terreiros en general, son muy interesadas y dedicadas
en ayudar a sus "cavalos" (médium) y protegidos. Casi siempre
se muestran como mujeres finas o mejor dicho refinadas y en nada
vulgares, al igual que se presentan como del puertos o del cabaret.
Son consideradas las entidades capaces de ajustar o amoldar la vida como
un todo.
Dan a sus médium y protegidos en ocasiones acciones y carácter
fuerte y firme. Tienen muchos protegidos en el mundo espiritual.
Estas pombagiras hacen de todo para ayudar a sus cavalos y a quienes
busquen su ayuda en busca de soluciones para las dificultades de su
vida.
La falange de María Mulambo acostumbra trabajar dentro de la
jerarquía vibracional de Iansá.
Sus trajes varían mucho como sus colores, pudiendo usar negro, negro
y rojo o rojo con detalles negros, ropas con cintas o harapos coloridos.
La elección de la ropa depende de la actuación vibracional de la
entidad: estrada, Colunga, encrucilhada, etc.
Los colores de sus guías pueden ser roja y negra combinadas de 7 en 7
ó a criterio de la entidad del terreiro.
Sus ofrendas pueden ser simples o complejas dependiendo del objetivo del
trabajo. Acostumbra a pedir cintas rojas y negras en casi todos sus
trabajos así como ramas de romero. Adora las frutas, especialmente
los higos y sus ofrendas también están compuestas con chiles y
chocolates.
Estas pombagiras tienen una bastísima actuación, trabajando en
diversas áreas.
En los trabajos mas pesados, puede pedir velas rojas y negras o velas
negras.
Recibe sus ofrendas en los terreiros donde esta incorporada, o
encrucijadas en forma de "T" o lugares especificados por la
misma entidad (donde también se le realiza los despachos).
El origen del nombre "María Mulambo" no solo viene de las
privaciones financieras, sino que además del estado emocional en que
llegan y son recogidos los espíritus que trabajan en esta falange.
Doña María Mulambo se volvió casi una "patrona" de las
mujeres que llegan al final del pozo y necesitan de fuerza y estimulo no
solo para continuar la lucha, sino para además para vencer y
trascender las dificultades y ser dignamente mas felices y señoras de
si mismas.
"Salve mi amada María Mulambo, amiga de esta y de muchas otras
vidas"
Sarava su falange

mambanegra
Aprendiz
Aprendiz

Cantidad de envíos : 61
Edad : 39

Masculino

Fecha de inscripción : 29/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

María Mulambo

Mensaje por Alianza Naiguatá el Sáb Sep 01, 2012 4:09 pm

MARIA MULAMBO "MARIA ROSA" Fue en el siglo XIX, a fines de 1818, época en que Brasil caminaba rumbo a su independencia de Portugal; que oficialmente era elevado a categoría de reino unido. No obstante Brasil mantenía costumbres y estilo de vida de una colonia. Fue en ese tiempo que nació en Alagoas, la hija de los Manhaes, una respetada familia de hacendados que vivían de criar ganado en la región próxima al entonces pueblo de Penedo. María Rosa Da Conceiçao ese era su nombre; Creció sobre los arraigados moldes educacionales de la época. Cuando llego a la etapa de su adolescencia, Brasil ya era independiente, pero ella no gozaba de esa independencia. Tenía en las manos de su padre, su destino sellado. Como sucedía con millares de jóvenes mujeres de aquella época. Era muy común los pactos de casamiento, pero no entre los enamorados, sino entre familias que consideraban que los integrantes de las familias denominadas y consideradas poderosas y tradicionales debían unirse entre sí, importando solamente intereses comerciales, territoriales y hasta políticos, María Rosa Da Conceiçao, no escaparía a ese destino; ya que a los 19 años fue prometida a Vicente, un joven hijo de otra familia de hacendados de apellido Cardins. Común parecía el otro lado de esta historia ya que María Rosa noamaba a Vicente, sino que era Luciano, el capataz de la hacienda de los Manhaes, el dueño de su corazón. Luciano era un viudo sin hijos, con casi el doble de la edad de María Rosa. Empleado muy eficiente y servia a la familia hasta en los tiempos difíciles, como en los momentos de sequía que asolaban periódicamente al nordeste de Brasil. Luciano era un hombre de carácter incuestionable, dote que ciertamente no seria considerado por el coronel Manhaes; en caso de que el capataz propusiese oficialmente casamiento con la hija del hacendado. Luciano y María Rosa, estaban perdidamente enamorados el uno por el otro, viviendo un romance clandestino pero verdadero. Luciano y María Rosa veían como se aproximaba el nefasto día del combinado casamiento de María Rosa con Vicente. El noviazgo de 6 meses ya se había expirado, cada día que pasaba menores eran las esperanzas de solución. En junio de 1837, 3 meses antes de la fecha pactada para la ceremonia nupcial; María Rosa y Luciano, apelaron a la única salida que les parecía posible "la fuga" y de esta manera huirían hacia las tierras de Pernambuco. Esa fue la salida posible pero no honorable, por lo menos para las familias ofendidas y para las costumbres del pueblo. El escándalo fue una noticia que trascendió en distintas haciendas yestancias de aquella región. Los 2 hermanos de María Rosa, planeaban juntamente con su padre, buscarlos y castigarlos severamente. El castigo seria mucho mas duro y severo con Luciano, que para ellos ya era indigno de confianza y considerado un detestable seductor. También para los Cardins, la humillación era sin precedentes. Todos ellos exigían reparación a la honra de la familia, ultrajada por un hombre considerado sin status y de origen dudoso. Al final ¿qué riquezas o poderes tenia él? ¿De que familia provenía? ¿Tal vez fuese un mestizo? ¿O quien sabe? ¿Cómo se atrevió a tanto?. Merecía un castigo a la altura de su desvarió. En cuanto a María Rosa, los Cardins juzgaban que ella no había recibido, de los padres la debida educación y por eso actuó de esa forma tan inmoral. Después de todos los sucesos acontecidos, ambas familias cortaron relaciones y solo los unía el firme propósito de encontrar y castigar a Luciano. Durante 3 años y 6 meses de implacable búsqueda y perseguimiento, por parte de las familias Manhaes y Cardins, la pareja encontró en tierras del coronel Aurino De Moura, su recanto de felicidad, lejos de los deseos de venganza de las familias. Allí Luciano se desempeñaba con la misma dedicación, como lo hacia en las tierras de los Manhaes, ocupando también el cargo de capataz. Por ese entonces la perseguida pareja ya contaba con una pequeña hija.En una tarde caliente de diciembre de 1840, Luciano tranquilo y despreocupado se encontraba en un corral de la hacienda, curando un animal herido, cuando fue sorprendido y rodeado por una banda, que liderados por 2 hombres blancos y acompañados por negros esclavos y baquianos pendencieros contratados; sin dar ninguna explicación mataron al animal a tiros y luego asesinaron a Luciano a facadas. María Rosa que se encontraba en la casa cuidando de su hija, fue llevada a la fuerza a la ciudad de Penedo. Volver para la casa de los padres en tales circunstancias, significaba naturalmente enfrentar quizás el odio y la humillación; Pues para ello María Rosa fue traída. Después de escupirla sobre el rostro, su padre la echo de la casa, haciendo oídos sordos a los ruegos de su esposa e hijos, que pensaban que María Rosa merecía un castigo, pero no la renegación y la expulsión de la casa. El viejo Manhaes sintió tener su orgullo herido, y sin considerar el pedido de su familia la expulso de la casa. Así María Rosa al verse entregada a su propia suerte, no temió, porque su pequeña hija era el gran aliciente para seguir adelante; Ya que la niña no merecía el abandono y el repudio de sus familiares. María Rosa decidió entonces recurrir a la ayuda de otros familiares, para que su hija no sufriera tanto el desamparo al que fueron sometidas. Así volvió a la ciudad de Olinda en el estado de Pernambuco, donde recalo en la casa de sus tíos, que nunca la trataron como sobrina; Por el contrario, dado su condición de dependiente y desamparada, trataron a María Rosa como una sirvienta mas de la familia; soportando asi nuevas humillaciones. Quien diría que tal martirio no seria nada, comparado con lo que ocurriría meses después de su llegada a Olinda; un suceso que cambiaria el curso de su vida, como ver morir de viruela a su pequeña hija. María Rosa huiría otra vez, pero ahora sola, sin amor y sin consuelo, a perdido lo más importante y valioso que tenia, la prueba carnal y espiritual del único amor de su vida. Comenzó entonces el camino a la única y desesperada solución posible a su entender, la prostitución. Así fue pasando sus días de amargura en el falso esplendor de la noche bohemia. No transcurrió mucho tiempo, que su salud se vio afectada por la tuberculosis y las diversas enfermedades venéreas. Ya muy flaca y tísica, fue mas de una vez despreciada y repudiada hasta por sus propias colegas de la profesión llamada de vida fácil. Paso entonces a pedir limosnas por las calles. En sus andanzas de extrema penuria, estuvo 2 años en Recife siguiendo después de ciudad en ciudad, hasta volver de nuevo a su tierra natal. Quien peregrinaba por las calles de Penedo, no era esa bella joven de otros tiempos; era una mujer flaca, precozmente envejecida, abatida, marcada por el sufrimiento del cuerpo y del alma. Irreconocible, fue luego bautizada por el desprecio popular como "María Molambo".Un día sus 2 hermanos, la encontraron vagabundeando por las calles de Penedo; fue así que la llevaron a la estancia de la familia, situada a pocas leguas de la ciudad. Al llegar le dieron la noticia de la muerte de sus padres, y de la inclusión de ella en la herencia de los Manhaes, gracias a la intervención de su madre, última en fallecer. María Rosa, recibió por parte de sus hermanos toda la asistencia medica que necesitaba para la recuperación de las enfermedades y dolencias que la aquejaban. Consiguió así recuperar parte de su salud, y dar inicio a una nueva vida, dedicada ahora a la comunidad, ayudando a los carenciados, que no eran pocos, dando asistencia a desamparados, niños, mujeres y ancianos. Su parte de la herencia la destino a ese trabajo anónimo y a un asilo ya existente en Maceio, donde paso el resto de su vida sirviendo a los desprotegidos. Fue en el año 1857, en que María Rosa Da Conceiçao, falleció; Recibida en el plano astral por muchos conocidos y parientes y por aquellos a los que había beneficiado en la vida terrenal. Así continuo siendo llamada cariñosamente ahora de "María Molambo".Molambo significa en el lunfardo brasileño, a la persona que mendiga, al pordiosero vagabundo. Recompuesta ya de su salud, organizo una institución protectora de las prostitutas y mujeres libres, que desencarnaban y no tenían ningún auxilio en el plano astral. Además de eso ayudó a fundar un asilo para personas idosas y enfermas, que llegadas al plano astral, no poseen la debida fuerza mental de recuperación. En el año 1900, conoció a otra mujer de gran prestigio "María Padilha", cuyo propósito principal era la lucha por la igualdad delos sexos; inspirando decisivamente a las lideres feministas del plano físico. Por influencia de ella aceptó la propuesta, para integrar un nuevo movimiento religioso, aun en organización en el plano astral, denominado Umbanda; Pasando a liderar millones de criaturas, constituyo así la falange de "María Molambo", dando innumerables beneficios a encarnados y desencarnados.

_________________
«Si me critican o si me enjuician porque la amo, no es un pecado amar a la madre del redentor, parecería que aman más al madero, a la cruz y a los clavos, que al mismo vientre que trajo al mundo a Nuestro Señor, eso no lo entiendo mas a mi Virgen yo si la amo, no son dignos los hombres que enjuician la voluntad del Creador».

Alianza Naiguatá
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 3391
Localización : Zulia
Edad : 32

Masculino

Fecha de inscripción : 03/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.