Espiritismo Venezolano y sus Cortes
Amigos no olviden conectarse y los visitantes aprovechen todas las ventajas del foro registrándose para poder ver la información en los foros privados, también los videos, los links, las galerías, participar en los sondeos y mucho más...
Idioma / Language
Galería


Línea de Santo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Línea de Santo

Mensaje por Alianza Naiguatá el Vie Mar 17, 2017 9:02 pm

CUARTA MISIÓN DE LA UMBANDA
 
Es el saneamiento del submundo, del "reino de la Quimbanda*", que es tarea prioridad decretada por Nuestro Señor Jesucristo, delegado a Umbanda, a través de sus obreros de la luz. Para Umbanda, la Quimbanda (banda negra) es un término utilizado para formalizar, no un lugar geográfico específico, pero sí, una agremiación de Espíritus que serían mucho más de lo que simples escarnecedores, obsesores, simples obsesores quiumbas*, pero sí, Espíritus descarriados, experimentados, inteligentes, con metas específicas. Son los famosos magos negros, los dragones, los señores de las sombras, los obsesores quiumbas contratistas y soldados del mal. También consideramos quimbanderos a aquellos que utilizan sus talentos para ejercer actividades condenatorias delante de las Leyes Divinas, sean ellas cuales fueran.
 
Tras ser reclutados, comienzan a ser paulatinamente doctrinados e inmediatamente aprovechados en las filas de los trabajadores del bien en la Umbanda, en misiones específicas.
 
Ya integrados a la Ley de la Umbanda, son designados como trabajadores de la "Línea Excelsa de Santo".
 
*Quimbanda es sinonimia de Kimbanda; palabra proveniente del kimbundu (idioma bantú de Angola) y era tratado como curandero en regiones de Angola.
 
*Quiumbas es sinonimia de Kiumba (del kimbundu, significa "oscuridad" o "tinieblas"), por lo general precedido por la palabra egún relativo de alma o Espíritu; la palabra egún quiumba o kiumba puede definirse como "Espíritu sin luz".
 
«La "Línea de Santo" o "Línea de las Almas" es la denominación dada por el Caboclo de las Siete Encrucijadas para definir dos cualidades de Espíritus trabajadores de la Umbanda.
 
Vamos a los apuntes sobre la "Línea de Santo o Línea de las Almas", efectuadas por Leal de Souza:
 
Los Espíritus que la constituyen, manteniéndose en contacto con la banda negra, de donde provenían no sólo resuelven pacíficamente las demandas, sino que convierten, con hábil esfuerzo, a los trabajadores tenebrosos.
 
Este esfuerzo se desarrolla con tenacidad en una gradación ascendiente.
 
Primero, los conversores lisonjean a los Espíritus adiestrados en los maleficios, les ganan las cualidades, le exaltan la potencia fluídica, alaban la maestría de sus trabajos contra el prójimo, y así les conquistan la confianza y la estima.
 
En la segunda fase del apostolado, comienzan a mostrar a los malhechores el éxito de alcanzar la Línea Blanca con la excelencia de sus predicados.
 
Aprovechando para el bien un atributo nocivo, como la vanidad, los obreros de la Línea de Santo pasan a pedir a los acogidos para la conversión, pequeños favores constantes en actos de auxilio y beneficio a esta o aquella persona, y, realizando ese obsequio, los llevan a gozar, como una emoción nueva, la alegría serena y agradecida del beneficiario.
 
Los invitan, más tarde, a asistir a los trabajos de la Línea Blanca, mostrándoles el placer con que lo efectúan en cordialidad armónica, sin sobresaltos, los operarios o guerreros del espacio, en comunión con hombres igualmente satisfechos, laborando con la consciencia y paz.
 
Los hacen, después, participar de esa labor, dándoles en la obra común, una tarea a la altura de sus posibilidades, para que se estimulen y entusiasmen con su resultado.
 
Y cuando más el Espíritu pervertido intensifica su convivio con los de la Línea de Santo, tanto más se relaciona con los trabajadores del amor y de la paz, y, para no colocarse en esfera inferior a aquella en que los ve, comienza a imitarles ejemplos, elevándose hasta abandonar toda la actividad maléfica.
 
Después que ese abandono se consumó, el converso no es incluido inmediatamente en la línea, pero queda como su auxiliar, una especie de agregado, trabajadores sin clasificación.
 
Generalmente, en esta fase, lo exalta el deseo de incorporarse efectivamente a las falanges blancas y su trabajo de fe y se reviste de aquel ardor con que se manifiestan, por la acción o por el verbo, los creyentes nuevos.
 
Permitida, al final, su inclusión en la "Línea de Santo", o en alguna otra, el antiguo sirviente del mal va a rescatar sus faltas, corrigiendo las ajenas» Leal de Souza – El Espiritismo, la magia y las siete líneas de Umbanda, 1933.
 
---
Para mayor comprensión, yo suelo explicar este tipo de actuación paralelo a un suceso en la vida humana subordinada a la Ley de Reencarnación, la causa-efecto y un tipo de oficio vocacional, pero desagradable que opera en la misma franja que aquel otro pero haciéndole oposición.
 
Es decir, me refiero a una situación dentro de la que en un momento de la vida se ha sido un criminal hasta el fin de esa vida y posteriormente para rectificar sus malas acciones una vez que se ha llegado a la consciencia de todo el mal que causó, en intención de subordinar sus recursos malignos en pro del bien, nace el niño en la Tierra destinado al ejercicio como un funcionario que combate el crimen, podría hablarse del CICPC en Venezuela y otros organismos que lidian con criminales insensibles y extremadamente cruel, donde se hallan individuos con talento en la criminalística, una tendencia natural de carácter y personalidad que le hace corresponderse con empatía comprendiendo totalmente la mente y emociones del delincuente que desea captura o abatir y que tiene las condiciones para tratar con la misma implacabilidad al delincuente con que este trataría a sus víctimas; es decir, esa cualidad vocaciones que se comprende como aptitudes para ser un combatiente de criminales despiadados y crueles está ligado al pretérito y el involucro del propio individuo con el mundo del crimen que preserva instintivamente en su inconsciente y que es causa por la cual también muchos reinciden en la delincuencia habiéndose dispuesto a rectificar sus delitos pero que por debilidad, optan otra vez por el camino del crimen, ahora malversando el poder adquirido por encontrarse en compañía de criaturas obligadas al bien.
 
Lo mismo ocurre en la espiritualidad. La expiación sucede en el mismo escenario donde se incurrió en delito.
---
(…)"La Línea de Santo es transversal, y mantiene su unidad a través de las otras". (…) Leal de Souza.
 
1ra Cualidad: tenemos los Espíritus egresados del reino de la Quimbanda (línea negra) más próximos a la materia, en busca de la luz, de mejoría y de evolución, siendo muchos de grandes conocimientos y capacidad mágica en manipulación energética.
 
Son los Exús y Pombas giras de Ley, siendo nominados en la Umbanda Crística como "obreros" (falanges de trabajos espirituales de los obreros de Umbanda), supervisados de cerca por las Líneas Maestras de los Guías Caboclos de la selva y de los Guías Pretos-Velhos, teniendo como patrono e instructor a San Antonio de Padua.
 
En la Umbanda Crística, aceptamos y difundimos que el Semiromba San Antonio de Padua es el patrono y responsable por la falange de los trabajos espirituales de los obreros de la Umbanda. Decimos por esa razón "patrono" y no que San Antonio fue "sincretizado", o sea, fue tenido como Exú; él es el protector, el defensor, el padrino, el instructor y el abogado de la "falange de trabajos espirituales de los obreros de la Umbanda", auxiliando tenazmente y con amor desmedido a estos Espíritus en su evolución. San Antonio de Padua es el venerado de la colonia denominada: "Fraternidad del Sagrado Corazón de María". En esta fraternidad trabajan centenas de Espíritus socorristas, volteados al trabajo caritativo de auxilio a los necesitados de todo orden, principalmente los Espíritus recién egresados de las tinieblas. La fraternidad es especializada en el trato evangélico, procurando con el tiempo, persistencia, amor, caridad y humildad, doctrinar a todos de que el amor es la base sólida para que podamos servir bien al Divino Creador, como gratitud por todo lo que nos ha dado. Tras ser doctrinados en la fraternidad, están preparados para integrarse a las líneas caritativas de la Umbanda.
 
En trabajos caritativos, están en transición para el escalón de protectores (Líneas Auxiliares de trabajos espirituales), de los guías espirituales (Caboclos y Pretos-Velhos).
 
«Son Espíritus con bajo grado evolutivo. Lo que los diferencia de los demás al mismo tiempo en que permite su manifestación en los rituales de Umbanda, es su conocimiento sobre magia, manipulación de energía, que puede haber sido adquirido en vida, como ya después del desencarne. Poseen, por tanto, grado de evolución bajo en comparación con los Espíritus de las demás líneas – ya que Exú se encuentra en la séptima, la Línea de Santo, que posee a San Antonio como patrono – por este motivo, su manifestación en la Tienda Nuestra Señora de la Piedad y en los ritos dirigidos por el Caboclo de las Siete Encrucijadas, siempre ocurrió bajo de gran respeto y cuidado, con médiums, fecha y lugar específicos. Generalmente, la manifestación de Exú se hacía y todavía se hace solamente necesaria en las sesiones de descarga, sesiones estas cerradas al público, pues tienen como finalidad fragmentar todo y cualquier residuo de energías negativas existentes en la Tienda y en los médiums integrantes. Las consultas no son autorizadas, pues como bien es afirmado, es seguido el entendimiento que no hay el por qué consultar a Espíritus que en la mayoría de los casos poseen el mismo o inferior grado de evolución que el consultante. Son los Espíritus más atrasados y más ciegos a manifestarse en la Umbanda. No hay ventaja, pues todavía necesitan de instrucción. Pero queda claro, que Exús son adorados en la Línea Blanca de Umbanda y Demanda, sí; pueden hacer sus descargas y trabajar cuando es permitido, pero no dan consultas, así como no se hace obligaciones para la aproximación, o mejor contacto mediúmnico de con esta cualidad de Espíritus en sus respectivos médiums» Leal de Souza, 1933.
 
La Umbanda Crística llama obreros (guardianes y amparadores), a los Espíritus recién egresados del reino de la Quimbanda, y que ya están totalmente integrados en la Ley de Umbanda, en trabajos caritativos donde fuesen ordenados. Dejamos de usar los términos "Exú y Pomba gira" por el hecho de ser nombres que, infelizmente, con el pasar del tiempo, tomaron connotación negativa, siendo, por la mayoría de la población brasileña, reconocidos como: alborotadores, malandros, demonios, hechiceros, patanes, drogadictos, bebedores, prostitutas, inmorales, etc. Tanto es verdad que los propios umbandistas cuando quieren referirse a los falangeros integrados a la Ley de Umbanda, no hablan sólo, Exús y Pomba gira, sino sí, "Exús y Pomba giras de Ley", por falta de alguna otra nomenclatura. En la Umbanda Crística, la falange de trabajos espirituales de los obreros de la Umbanda, actúan mediúmnicamente en procesos de demandas (brujería), trabajos de defensa y cortes de magia negra. Por determinación de la directriz espiritual de la Umbanda Crística, no son realizadas sesiones específicas con los obreros, ni proceden a atendimientos fraternos públicos. Por eso no es considerada una "Línea de Trabajo Espiritual".
 
En sesiones de caridad, en algunas excepciones y precisión, con anuencia y fiscalización del guía jefe, algún Espíritu de la falange de los obreros de la Umbanda puede hacerse presente en la incorporación, aisladamente, pero solamente para procesos de demanda, no siendo muchas veces reconocidos por los asistidos. La Umbanda no niega el auxilio a nadie, sea quien fuera.
 
Los obreros son clasificados como "falangeros" y no como protectores, pues poseen gran capacidad ofensiva, pero, ninguna flexibilidad, precisando del auxilio de las "Líneas de Trabajos Espirituales".
 
2da Cualidad: Tenemos los Caboclos, indios y los negros, que están en la franca evolución, también de grandes conocimientos y capacidad mágica en manipulaciones energéticas. Otrora conocidos como: "Caboclos y Pretos Quimbanderos", y posteriormente: "Caboclos y Pretos Trazados", y hoy, los Espíritus de los Caboclos y de los indios. Son conocidos como Protectores Caboclos y mestizos, Caboclos d’agua (Líneas Auxiliares de Trabajos Espirituales de los Guías Caboclos de la Selva). Los Espíritus de los negros son conocidos como protectores, bahianos (Línea de Trabajos Espirituales de los Guías Pretos-Velhos). En trabajos caritativos, los Espíritus de los protectores, Caboclos mestizos, de los protectores Caboclos d’agua y de los protectores bahianos, están en transición para el escalón superior de Guías Espirituales (Líneas Maestras de trabajos espirituales de los guías Caboclos de la Selva y de los guías Pretos-Velhos).
 
Existen todavía los Espíritus de gitanos, que fueron integrados en la Umbanda posteriormente, y, en la Umbanda Crística, son denominados de "Línea Secundaria de Trabajos Espirituales", pues es compuesta por Espíritus de mediana evolución, todavía muy presos en sus egos, por tanto, exteriorizando grandemente sus materialidades, pero, ya involucrándose en trabajos caritativos; es una línea de trabajo independiente (como muchos piensan, no son integrados en la Línea de Oriente), no siendo auxiliar exclusivo de ninguna otra, pero, trabajan bajo la coordinación y supervisión directa de las Líneas Maestras de los guías Caboclos de la Selva y de los guías Pretos-Velhos.
 
Aunque los gitanos están en transición hacia el escalón de "Línea Auxiliar de Trabajos Espirituales", igualmente clasificándolos como "protectores espirituales".
 
«Hasta el fin del siglo actual, periodo en que se procesa el profético "juicio final", y época de los "tiempos llegados", probablemente deben ser convocados a la reencarnación más de 5 billones de Espíritus en la erraticidad, para ahí, en el mundo físico dar el testimonio de la evolución espiritual. Antiguos magos negros serán llamados a militar en la magia blanca de Umbanda, y muchos volverán a las antiguas prácticas en perjuicio del prójimo, todavía estimulados por la deficiencia espiritual» Ramatís, El evangelio a la luz del cosmos, "la cizaña y el trigo".
 
Aunque mucho de los Espíritus (protectores espirituales) trabajadores de la Línea de Santo" poseen grandes conocimientos y capacidad mágica en manipulaciones energéticas adquiridas en vidas anteriores, todavía necesitan ser vigilados de cerca por las "Líneas Maestras de Trabajos Espirituales", para que puedan usar sus recursos mágicos para el bien, evitando su regreso a las prácticas nefastas donde irá a imperar el ego, perjudicando al prójimo.
 
Precisamos entender que todavía existen millares de Espíritus de ex esclavos, indios y mestizos que todavía se encuentran presos en sus egos, algunos viviendo como si todavía estuviesen vivos, otros, ya conscientes de estar desencarnados, pero todavía viviendo según sus reglas de justicia, siendo presas fáciles de encarnados y/o desencarnados mal intencionados. No piensen que todo ex esclavo, indio o caboclo son guías y protectores espirituales, trabajadores de Umbanda.
 
Inclusive, afirmamos que no todo Espíritu que "baja" en Terreiro es autorizado a dirigir o actuar en nombre de Umbanda. Seguimos la regla evangélica que dice: "amados, no creáis a todo Espíritu, más probad si los Espíritus son de Dios, porque ya muchos falsos profetas se han levantado en el mundo" (1 Juan, 4:1). Observen, lo que el Capitão Pessoa, dirigente de la Tienda Espírita San Jerónimo, uno de las siete Tiendas fundadas por el Caboclo de las Siete Encrucijadas, en 1942 dice: «El Caboclo de las Siete Encrucijadas es el legítimo señor de la Umbanda en Brasil; ninguna entidad, por grande que sea, interviene en los trabajos de magia blanca sin una previa combinación con él (…) lo que se desea, sobre todo, es que este ritual sea practicado apenas por guías autorizados, porque no son todos los Espíritus que bajan en los Terreiros que se hallan a la altura de practicarlo».
 
Una de las misiones de los trabajadores de la "Línea de Santo" es alcanzar amigablemente a sus antiguos compañeros (en el reino de la Quimbanda, e incluso los que todavía se encuentran centrados en sus egos), la suspensión de hostilidad, resolviendo pacíficamente las demandas, convirtiendo, con hábil esfuerzo, a los trabajadores tenebrosos y/o ignorantes, convenciéndolos a venir a trabajar como obreros del bien en la Umbanda.

_________________
«Aparte del Espíritu protector ¿está unido un mal Espíritu a cada individuo, con miras a incitarlo al mal y darle ocasión de luchar entre el bien y el mal? 
- "Unido" no es la palabra exacta. Bien es verdad que los malos Espíritus tratan de desviar del camino recto al hombre cuando se les presenta la oportunidad: pero si uno de ellos se apega a un individuo, lo hace por determinación propia, porque espera que el hombre le haga caso. Entonces se desarrolla una lucha entre el bueno y el malo, y la victoria corresponderá a aquel cuyo dominio el individuo entregue»
Libro de los Espíritus, cuestión 511.
avatar
Alianza Naiguatá
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 3878
Localización : Zulia
Edad : 33

Masculino

Fecha de inscripción : 03/03/2012

http://forosdelavirgen.org/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.