Espiritismo Venezolano y sus Cortes
Amigos no olviden conectarse y los visitantes aprovechen todas las ventajas del foro registrándose para poder ver la información en los foros privados, también los videos, los links, las galerías, participar en los sondeos y mucho más...
Idioma / Language
Galería


Vocabulario Espiritual - Guía práctica

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Vocabulario Espiritual - Guía práctica

Mensaje por jjgarciac el Dom Abr 24, 2016 11:34 am

Saludos cordiales, estimados hermanos. He podido visualizar, en la mayoría de las intervenciones, algunas confusiones de términos usados dentro del culto. Me parece idóneo, que todos aportemos un granito de arena para quienes hacemos vida dentro del mismo, defendamos y analicemos con detalle cada uno de ellos. Sugiero, el aporte de términos concretos y de uso común, o no, por las prácticas ejercidas. Realcemos nuestro amado culto con destreza y sabiduría. (tomado del libro Vocabulario Espiritual):

  APARICIÓN: Fenómeno por el cual los seres del mundo incorpóreo se manifiestan a nuestra vista.

  ATEÍSMO: el ateísmo es la negación absoluta de la Divinidad. Quien crea en la existencia de un Ser Supremo, sean cuales fueren los atributos que le reconozca y el culto que le rinda, no es ateo. Toda religión se basa necesariamente en la creencia en una Divinidad; esta creencia puede ser más o menos esclarecida, más o menos conforme a la verdad. Pero una religión atea sería un contrasentido. El ateísmo absoluto tiene pocos prosélitos, porque el sentimiento de la Divinidad existe en el corazón humano, incluso ante la ausencia de cualquier enseñanza. El ateísmo y el Espiritismo son incompatibles.

  BÓVEDA ESPIRITUAL: Según los practicantes del espiritismo, la bóveda es un centro de poder del cuadro espiritual donde convergen los espíritus servidores de los diferentes intereses en la vida del devoto, cuyos poderes pueden ser evocados por el practicante en beneficio
suyo, de su familia, o de aquellos a quienes desee realizar una obra de caridad. El cuadro espiritual de cada persona es el número y tipo de espíritus que lo auxilian y lo guían en su vida. En función de las necesidades, labores, orientaciones, gustos e intereses de cada individuo, hay un cuadro único de guías y espíritus que lo asistirán, pudiendo cambiar éste a lo largo de su vida.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

  CLARIVIDENCIA: propiedad inherente al alma y que da a ciertas personas la facultad de ver sin el empleo de los órganos de la visión.

  COMUNICACIÓN ESPiRITUAL: manifestación inteligente de los Espíritus, que tiene por objeto un intercambio continuo de pensamientos entre ellos y los hombres.

  COMUNICACIONES FRÍVOLAS: las que se relacionan con asuntos fútiles y sin importancia.

  COMUNICACIONES GROSERAS: aquellas que se traducen por expresiones que chocan la decencia.

  COMUNICACIONES SERIAS: las que, sea cual fuere su objeto, excluyen la frivolidad.

  COMUNICACIONES INSTRUCTIVAS: aquellas que tienen como objeto principal una enseñanza dada por los Espíritus sobre Ciencias, Moral, Filosofía, etc.

  MODOS DE COMUNICACIÓN ESPIRITUAL: sematología, tiptología, psicografía, pneumatografía, psicofonía, pneumatofonía, telegrafía humana, encarnaciones, entre otros.

  DEMONIO: todos los seres incorpóreos, buenos o malos, a los cuales se atribuyen conocimientos y poderes superiores a los del hombre. En las lenguas modernas, esta palabra posee una connotación negativa, y su acepción se limita a los espíritus maléficos. Los Espíritus nos enseñan que Dios, siendo soberanamente justo y bueno, no puede haber creado seres destinados al mal y desdichados por toda la eternidad. Según ellos, no hay demonios en la acepción absoluta y restricta de esta palabra: sólo existen Espíritus imperfectos, pudiendo todos mejorarse mediante sus propios esfuerzos y por su voluntad.

  DIOS: inteligencia suprema, causa primera de todas las cosas. Es eterno, inmutable, inmaterial, único, todopoderoso, soberanamente justo y bueno, e infinito en todas sus perfecciones.

  ENCARNACIÓN: es el estado de los Espíritus cuando se revisten de una envoltura corporal.

  ESCALA ESPIRITUAL: es el cuadro que refleja los diferentes órdenes de Espíritus que existen. Indica los grados que deben recorrer cada entidad espiritual para llegar a la perfección. Comprende tres órdenes principales: los Espíritus imperfectos, los Espíritus buenos y los Espíritus puros, subdivididas en nueve clases, caracterizadas por la progresión de los sentimientos morales y de las ideas intelectuales. Los propios Espíritus nos enseñan que pertenecen a diferentes categorías, según el grado de su depuración; pero también nos dicen que estas categorías no constituyen, de manera alguna, especies distintas, y que todos los Espíritus están llamados a recorrerlas sucesivamente.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

  ESPIRITISMO: doctrina que se basa en la creencia de la existencia de los Espíritus y en su comunicación con los hombres.

  ESPIRITISMO CRUZADO: es la práctica sincrética del espiritismo científico del siglo XIX con cualquier culto, doctrina o religión. Por ello, es común la práctica del espiritismo entre grupos de santería, palo monte, masonería, sanadores y ocultistas.

  ESPIRITISTA: toda persona que adopta la Doctrina Espiritual.

  ESPÍRITU: en el sentido especial del Espiritismo, los Espíritus son los seres inteligentes de la Creación, los que pueblan el Universo fuera del mundo corporal.

  EVOCACIÓN: evocar es llamar, hacer venir hacia sí, hacer aparecer mediante ceremonias mágicas o encantamientos. Evocar almas, Espíritus, sombras. Los necromantes pretendían evocar las almas de los muertos. Entre los Antiguos, evocar era hacer salir las almas de los Infiernos para que atendiesen al llamado. Se evoca a los Espíritus inferiores tanto como a los Espíritus superiores. Moisés prohibió, bajo pena de muerte, evocar a las almas de los muertos, práctica sacrílega en uso entre los cananeos. El capítulo XXII del Segundo Libro de los Reyes habla de la evocación de la sombra de Samuel por la pitonisa. Como se ve, el arte de las evocaciones remonta a la más alta Antigüedad; se lo ha de encontrar en todas las épocas y entre todos los pueblos.
 
  EXPIACIÓN: son las penas que sufren los Espíritus como punición de las faltas cometidas durante la vida corporal. La expiación, como sufrimiento moral, tiene lugar en el estado de erraticidad; como sufrimiento físico, en el estado corpóreo. Las vicisitudes y los tormentos de la vida corporal son a la vez pruebas para el futuro y expiación del pasado.

  FLUÍDICO: lo opuesto a sólido. Calificación que algunos dan a los Espíritus para caracterizar su naturaleza etérea.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

  FUEGO ETERNO: la idea del fuego eterno, como castigo, remonta a la más alta Antigüedad y proviene de la creencia de los Antiguos que ubicaban a los Infiernos en las entrañas de la Tierra, cuyo fuego central les era revelado a través de los fenómenos geológicos. Cuando el hombre hubo adquirido nociones más elevadas de la naturaleza del alma comprendió que un ser inmaterial no podía sufrir los daños de un fuego material; pero no por eso el fuego dejó de seguir siendo el emblema del más cruel de los suplicios, y no se encontró imagen más enérgica para describir los sufrimientos morales del alma.

  GNOMOS: espíritus inteligentes que se supone que habitan en el interior de la Tierra. Por las cualidades que se les atribuyen, pertenecen al orden de los Espíritus imperfectos y a la clase de los Espíritus ligeros.

  HECHICEROS: primitivamente se decía de los individuos que eran considerados capaces de conocer el destino y, por extensión, de todos aquellos a quienes se atribuía un poder sobrenatural. Los extraños fenómenos que se producen bajo la influencia de ciertos médiums prueban que el poder atribuido a los hechiceros se basa en una realidad, pero de la cual el charlatanismo ha abusado, como abusa de todo. Si en nuestro siglo esclarecido hay personas que todavía adjudican esos fenómenos al demonio, con mayor razón debieron creerlo en los tiempos de ignorancia; de ahí resultó que los individuos que poseían –incluso sin saberlo– algunas de las facultades de nuestros médiums, hayan sido condenados a la hoguera.

  INFIERNO: el significado de esta palabra se ha restringido hoy al de morada de los espíritus perversos; pero como el progreso de las Ciencias geológicas y astronómicas nos ha esclarecido sobre la estructura del globo terrestre y acerca de su verdadera posición en el espacio, el infierno ha sido desterrado de su seno y en la actualidad no se le asigna ningún lugar determinado. Es por eso que, según la Doctrina Espiritista, las penas del más allá no pueden ser sino morales y son inherentes a la naturaleza impura e imperfecta de los Espíritus inferiores. No existe un infierno localizado, en el sentido vulgar que se da a esa palabra; cada uno lo lleva en sí mismo a través de los sufrimientos que padece y que no dejan de ser menos punzantes por el hecho de que no sean físicos. El Infierno está en todas partes donde haya Espíritus imperfectos.

  INVOCACIÓN: invocar es llamar en sí o en nuestra ayuda a un poder superior o sobrenatural. Se invoca a Dios por la oración. Toda oración es una invocación. La invocación está en el pensamiento; la invocación sólo se dirige a los seres que suponemos lo bastante elevados como para asistirnos.

  INSTINTO: especie de inteligencia rudimentaria que dirige a los seres vivos en sus acciones, sin intervención de su voluntad y en interés de su conservación. El instinto se vuelve inteligencia cuando hay deliberación. Por el instinto se actúa sin razonar; por la inteligencia se razona antes de obrar. En el hombre se suelen confundir las ideas instintivas con las ideas intuitivas. Estas últimas son las que ha adquirido, ya sea en estado de Espíritu o en existencias.

  LIBRE ALBEDRÍO: es la libertad moral del hombre; facultad que posee de guiarse según su voluntad en el cumplimiento de sus actos. Los Espíritus nos enseñan que la alteración de las facultades mentales, por una causa accidental o natural, es el único caso en que el hombre se ve privado de su libre albedrío; fuera de esto, es siempre dueño de hacer o de no hacer. Goza de libertad en su estado de Espíritu y es en virtud de esta facultad que elige libremente la existencia y las pruebas que cree apropiadas a su adelanto; la conserva en su estado corporal para poder luchar contra esas mismas pruebas. Los Espíritus que enseñan esta doctrina no pueden ser Espíritus malos.

  MÉDIUM: del latín medium: medio, intermediario. Persona accesible a la influencia de los Espíritus y dotado, en mayor o en menor medida, de la facultad de recibir y de transmitir sus comunicaciones. Para los Espíritus, el médium es un intermediario; es un agente o un instrumento más o menos cómodo, según la naturaleza o el grado de su facultad mediadora. Esta facultad depende de una disposición orgánica especial, susceptible de desarrollo. Se distinguen diversas variedades de médiums, según su aptitud particular para tal o cual modo de transmisión o para ese o aquel género de comunicación.

  MUERTE: aniquilación de las fuerzas vitales del cuerpo por agotamiento de sus órganos. Al estar el cuerpo privado del principio de la vida orgánica, el alma se desprende de él y entra en el mundo de los Espíritus.  

  MUNDO CORPORAL: es el conjunto de seres inteligentes que tienen un cuerpo material.

  MUNDO ESPIRITUAL: conjunto de seres inteligentes despojados de su envoltura corporal. El mundo espiritual es el mundo normal, primitivo, preexistente y sobreviviente a todo. Para los Espíritus, el estado corporal no es más que transitorio y pasajero. Ellos cambian de envoltura como nosotros cambiamos de vestimenta; dejan la que está gastada, así como nosotros dejamos una ropa vieja.

  NECROMANCIA: del griego nekros: muerte, y mantéia: adivinación. Es el arte de evocar a las almas de los muertos para obtener de ellas revelaciones. Por extensión, esta palabra ha sido aplicada a todos los medios de adivinación, y se califica de necromante (nécromancien) al que haga profesión de predecir el futuro. Sin duda, esto es porque la necromancia, en la verdadera acepción de la palabra, siglo XII, debe haber sido uno de los primeros medios empleados con este objeto. Además, porque según la creencia vulgar, las almas de los muertos debían ser los principales agentes en los otros medios de adivinación, tales como la quiromancia (chiromancie), adivinación por el examen de la mano, la cartomancia (cartomancie), etc. El abuso y el charlatanismo han desacreditado la necromancia, así como la magia.

  ORÁCULO: del latín os, oris: boca. Según las creencias paganas, respuesta de los dioses a las preguntas que se les formulaban. Era así denominado porque las respuestas eran generalmente transmitidas por la boca de las pitonisas (Pythonisses). Por extensión, se daba a la vez el nombre de oráculo a la respuesta, a la persona que la pronunciaba y también a los diversos medios empleados para conocer el porvenir. Todo fenómeno extraordinario, propio para impresionar la imaginación, era considerado la expresión de la voluntad de los dioses y se convertía en oráculo. Los sacerdotes paganos, que no perdían ninguna ocasión para explotar la credulidad, se hacían intérpretes de los oráculos y a este efecto consagraban solemnemente templos, donde los fieles venían a depositar sus ofrendas con la quimérica esperanza de conocer el futuro. Evidentemente la creencia en los oráculos tiene su fuente en las comunicaciones espirituales, que el charlatanismo, la codicia y el ansia de dominación habían rodeado de prestigio, y que nosotros vemos hoy en toda su simplicidad.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

  PERIESPÍRITU: del griego peri: alrededor, y del latín spiritus: espíritu. Es la envoltura semimaterial del Espíritu, después de su separación del cuerpo. El Espíritu la extrae del mundo en que se encuentra y la cambia al pasar de un globo al otro; es más o menos sutil o grosera, según la naturaleza de cada mundo. El periespíritu puede tomar todas las formas, a voluntad del Espíritu; comúnmente adopta la imagen que tenía en su última existencia corporal. Aunque de naturaleza etérea, la sustancia del periespíritu es capaz de recibir ciertas modificaciones que la vuelven perceptible a nuestra vista; es esto lo que sucede en las apariciones.

  PITONISA (pythie, pythonisse). Sacerdotisa de Apolo Pitio, en Delfos, que recibía este nombre por la serpiente Pitón que Apolo había matado. La Pitia pronunciaba los oráculos, pero como éstos no siempre eran inteligibles, los sacerdotes se encargaban de interpretarlos según las circunstancias.

  POLITEÍSMO: del griego polus: muchos, y théos: Dios. Religión que admite muchos dioses. Entre los pueblos antiguos la palabra dios suscitaba la idea de poder; para ellos, todo poder superior a lo común era un dios: hasta los hombres que habían hecho grandes cosas se convertían en dioses para los pueblos antiguos. Al manifestarse los Espíritus por efectos que les parecían sobrenaturales, eran a sus ojos otras tantas divinidades, entre las que es imposible no reconocer a nuestros Espíritus de todos los grados, desde los Espíritus golpeadores hasta los Espíritus superiores. En los dioses de forma humana, que se transportaban a través del espacio cambiando de forma y volviéndose visibles e invisibles a voluntad, identificamos todas las propiedades del periespíritu. En las pasiones que se les atribuía reconocemos a los Espíritus aún no desmaterializados. En los manes, lares y penates identificamos a nuestros Espíritus familiares, nuestros genios tutelares. Por lo tanto, el conocimiento de las manifestaciones espíritas es la fuente del politeísmo; pero desde la más remota Antigüedad, los hombres esclarecidos habían formado juicio sobre esos supuestos dioses en su justo valor, reconociendo en ellos a las criaturas de un Dios Supremo, soberano Señor del mundo.

  POSEÍDO, POSESO: según la idea vinculada a esta palabra, poseído es aquel en quien el demonio ha tomado posesión. El demonio lo posee significa: el demonio se ha apoderado de su cuerpo. Al tomar el vocablo demonio, no en su acepción vulgar, sino en el sentido de Espíritu malo, Espíritu impuro, Espíritu malévolo, Espíritu imperfecto, quedaría por saber si un Espíritu de esta naturaleza, o de cualquier otra, puede alojarse en el cuerpo de un hombre, conjuntamente con el Espíritu que está en él encarnado, o si puede reemplazarlo. En este último caso, se podría preguntar qué pasaría con el alma que ha sido expulsada. La Doctrina Espiritual dice que el Espíritu unido al cuerpo solamente puede ser separado del mismo por la muerte; que otro Espíritu no puede meterse en su lugar ni unirse al cuerpo simultáneamente con aquél. Pero la Doctrina también enseña que un Espíritu imperfecto puede vincularse a un Espíritu encarnado y someterlo, dominando su pensamiento y obligándolo a hacer tal o cual cosa, o a obrar en tal o cual sentido, si no tiene la fuerza necesaria para oponerle resistencia. Lo constriñe, por así decirlo, bajo su influencia. De este modo, no hay posesión en el sentido absoluto de la palabra, sino subyugación.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

  PSICOGRAFÍA: del griego psuké: mariposa, alma, y grapho: yo escribo. Es la transmisión del pensamiento de los Espíritus por medio de la escritura trazada por la mano de un médium.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

  REENCARNACIÓN: es el regreso del Espíritu a la vida corporal. La reencarnación puede tener lugar inmediatamente después de la muerte o después de un lapso de tiempo más o menos prolongado, durante el cual el Espíritu se encuentra en el estado de erraticidad. Puede tener lugar en la Tierra o en otras esferas, pero siempre en un cuerpo humano y jamás en el de un animal. La reencarnación es progresiva o estacionaria: nunca retrógrada. En sus nuevas existencias corporales el Espíritu puede decaer en posición social, pero no como Espíritu; es decir, de señor puede pasar a ser criado, de príncipe a artesano, de rico a miserable, incluso progresando siempre en conocimientos y en moralidad. De esta manera, el criminal puede convertirse en un hombre de bien, pero el hombre de bien no puede transformarse en un criminal. Los Espíritus imperfectos, que están todavía bajo la influencia de la materia, no siempre tienen ideas completas acerca de la reencarnación; el modo en que la explican deja traslucir su ignorancia y sus prejuicios terrestres, más o menos como sucedería a un campesino a quien se preguntara si es la Tierra la que gira alrededor del Sol o éste alrededor de la Tierra. Sólo tienen de sus existencias anteriores un recuerdo confuso y el porvenir es para ellos incierto.

  SATANÁS: del hebreo chaitân: adversario, enemigo de Dios. El jefe de los demonios. Este vocablo es sinónimo de diablo, con la diferencia de que este último término pertenece más que el primero al lenguaje familiar. Además, de acuerdo con la idea vinculada a esta palabra, Satán es un ser único: el genio del mal, el rival de Dios; diablo es un término más genérico que se aplica a todos los demonios. Solamente hay un Satanás, mientras que hay diversos diablos. Según la Doctrina Espiritual, de ningún modo Satanás es un ser distinto, porque Dios no tiene rival que pueda luchar con Él de potencia a potencia. Satán es la personificación alegórica del mal y de todos los Espíritus malos.

  SUPERSTICIÓN: por más absurda que sea una idea supersticiosa, casi siempre se basa en un hecho real, al que la ignorancia ha desnaturalizado, exagerado o falsamente interpretado. Sería un error creer que divulgar el conocimiento de las manifestaciones espíritas es propagar las supersticiones. Una de dos: o esos fenómenos son una quimera, o son reales.

  TELEGRAFÍA HUMANA: es la comunicación a distancia entre dos personas vivas que se evocan recíprocamente. Esta evocación provoca la emancipación del alma o Espíritu encarnado, que se manifiesta y que puede comunicar su pensamiento a través de la escritura o por cualquier otro medio. Los Espíritus nos dicen que la telegrafía humana será un día un medio usual de comunicación, cuando los hombres sean más morales, menos egoístas y menos apegados a las cosas materiales; a la espera de esto, sólo es un privilegio de las almas de élite.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

  VIDENTE: persona dotada de la segunda vista. Algunos designan con este nombre a los sonámbulos magnéticos para caracterizar mejor su lucidez.

jjgarciac
Junior Experto
Junior Experto

Cantidad de envíos : 304
Edad : 35

Masculino

Fecha de inscripción : 01/06/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.